Por el temporal, Calingasta quedó aislada durante un día

Por el temporal, Calingasta quedó aislada durante un día
Se cortó la ruta 12 por la creciente, en 5 tramos distintos. Pudieron habilitarla pero todavía se encuentra en malas condiciones.
Grandes piedras en el camino. Mucho barro. Trayectos donde la ruta desapareció por completo. Inmensas lagunas. Este es el panorama que presentó ayer y anteayer la ruta 12, que une la ciudad de San Juan con el departamento Calingasta. Durante 24 horas este lugar se encontró aislado porque el camino se cortó debido a las crecidas provocadas por las lluvias ocurridas el martes y el miércoles por la madrugada. Ayer al mediodía habían habilitado el paso pero había que circular con precaución. Al cierre de esta edición, en el lugar estaba lloviendo de nuevo. Desde la Seccional 16ma de la Policía dijeron que si las condiciones climáticas persistían, no descartaban nuevos cortes.

El aislamiento de Calingasta se vio reflejado en el traslado en helicóptero de una embarazada hasta la ciudad, porque la ambulancia no pudo pasar (ver página 11). Ayer por la mañana una veintena de vehículos, incluido el colectivo de pasajeros que debía llegar a la ciudad, estuvo varada durante varias horas porque no podía pasar. Vialidad Provincial trabajó durante todo el martes y buena parte del miércoles para dejar en condiciones el camino. Aún así, la recomendación fue transitar con precaución porque había mucho barro. Los vehículos recién pudieron pasar alrededor de las 13, con mucha dificultad.

La ruta 12 se cortó en 5 sectores. Los cortes fueron desde Pachaco hasta el kilómetro 100, antes de la entrada a la villa cabecera. Dos de los cortes se produjeron por el desprendimiento de rocas de los cerros. El resto fue por el avance del agua, que prácticamente borró la ruta por la cantidad de greda que traía. Vialidad tuvo que marcar huellas alternativas, sobre todo en el badén que está poco antes de llegar a la villa.

El temporal también cortó la ruta 406 que une Calingasta con Tamberías, pero luego el paso fue habilitado. Hasta el cierre de esta edición, la ruta 412, que va de Calingasta a Barreal, todavía estaba cortada a la altura del pueblo La Isla. Pero se podía llegar a Barreal haciendo el rodeo por Tamberías y por el puente de Sorocayense. Incluso el martes había estado intransitable el badén que conduce a ese puente desde Tamberías, pero el mismo martes también fue restituido.

A pesar de la abundante lluvia no hubo evacuados. Sólo tres familias tuvieron que pedir ayuda a la Municipalidad de Calingasta porque se les anegaron las viviendas. Aún así decidieron no dejar sus hogares, que se encuentran en Alto Calingasta.

Este departamento no fue el único sector de la provincia afectado por las lluvias. El domingo por la noche, por el temporal hubo una crecida en Pedernal que dejó sin agua potable y por varias horas aisladas a 120 familias. Este panorama se repite en el pueblo sarmientino cada vez que el río crece. Y si bien llovió en otros puntos de la provincia, en ninguno registraron daños o cortes de ruta.

Comentá la nota