Temporada con buenos números en Bariloche

En la primera quincena de este año hubo un 26% más de visitantes en Bariloche que en el 2009. Los hoteleros dicen que aún necesitan auxilio del Estado para mantener los empleos.
SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB)- Según indicadores difundidos por el municipio, la temporada turística registra hasta ahora altos índices de ocupación, que superan claramente a los del año anterior. Sin embargo, los empresarios hoteleros aseguran que todavía la ecuación económica "no les cie-rra" y aspiran a renovar la ayuda nacional a través del plan Repro.

Durante la segunda mitad de 2009 numerosos restaurantes y establecimientos hoteleros recibieron el subsidio concedido por el ministerio de Trabajo de la Nación, que consistió en una suma de 600 pesos mensuales por cada trabajador, de modo que los empleadores pudieran deducirlo de su gasto salarial.

En aquel momento el aporte estuvo justificado en la baja pronunciada que sufrió el sector turístico por la crisis financiera internacional y el brote de gripe A.

La realidad parece haber cambiado para bien con la llegada del verano, ya que la secretaría municipal de Turismo señaló que durante la primera quincena la ocupación hotelera promedio fue cercana al 70%, sobre una capacidad disponible de 22.497 plazas.

El buen tiempo acompañó en esta quincena, con días muy calurosos que llenaron de turistas a las playas de los lagos. El movimiento en la terminal de ómnibus alcanzó los 57.593 pasajeros en el mismo período, entre servicios de línea y chárter, cuando el año anterior habían sido de 51.824.

Otro dato revelador es el número de turistas atendidos en las oficinas de informes del municipio. En la primera quincena de este año pasaron por los mostradores 18.126 turistas, un 26% más que el año pasado en el mismo lapso. El incremento de extranjeros fue más notable aun, ya que las consultas de ese segmento crecieron un 90%.

Aun con ese escenario auspicioso, la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica mantiene gestiones avanzadas para extender los beneficios del Repro durante el primer semestre de este año y convocó a todos los establecimientos interesados para que presenten la documentación exigida.

El presidente de la entidad, Omar Guerra, aclaró que esta vez el monto del aporte nacional será menor (posiblemente 400 pesos por trabajador) y no alcanzará al personal temporario, sino sólo al permanente.

El dirigente empresario valoró la "voluntad" demostrada por el Ministerio de Trabajo para mantener la asistencia al sector turístico. Alegó que muchos establecimientos de Bariloche "todavía no superaron la crisis", a pesar de los buenos niveles de ocupación.

Según Guerra, el motivo principal es el desfase entre el crecimiento de los costos y el congelamiento de las tarifas, forzado por las políticas de comercialización de los líderes del sector.

"La hotelería de cuatro y cinco estrellas está trabajando con tarifas económicas y esto perjudica a los más chicos, porque les quita su público tradicional -explicó el empresario-. Los hoteles de una y dos estrellas no pueden bajar más los precios porque sus márgenes son mínimos".

Para acceder al plan Repro, los hoteleros deben presentar listados de personal y una detallada información contable que demuestre su situación de crisis.

Guerra valoró la operatoria, que está destinada a mantener las fuentes de trabajo. "Son correctos y razonables los requisitos que piden, porque la idea no es que la ayuda sea indiscriminada sino que llegue sólo al que la necesita", sostuvo.

En el segmento junio/diciembre de 2009, la cobertura del Repro llegó a unos 2.600 trabajadores de esta ciudad, incluidos los de hoteles y restaurantes de alta categoría.

Comentá la nota