TEMPERLEY | TRAS EL FALLO DE LA JUSTICIA Exigen que se concrete el desarme de la antena del Lawn Tenis

A 15 días de que el juez Raúl Donadío, de los Tribunales de Lomas de Zamora, se expidiera a favor del recurso de amparo que ordena el desmantelamiento de la antena de telefonía celular, ubicada en el interior del Lawn Tenis de Temperley, los vecinos de la zona exigieron que se concrete el desarme “lo antes posible”. “Todavía no realizaron el desmantelamiento, es por eso que le pedimos a las autoridades que agilicen el proceso”, se quejaron los residentes del barrio.

Los residentes de Temperley que durante muchos meses lucharon para lograr la orden de desmantelamiento de la antena de telefonía celular ubicada en el interior del Lawn Tenis Club aún esperan que se concrete la medida. “Queremos que la torre sea desmantelada lo antes posible”, se quejaron los vecinos en diálogo con Info Región.

El reclamo vuelve a hacerse oír a15 días de que el juez Raúl Donadío, de los Tribunales de Lomas de Zamora, se expidiera a favor del recurso de amparo efectuado por los vecinos e intimara a la empresa prestadora del servicio y a la municipalidad a “desmantelar la torre”.

“Las autoridades actúan como si no sucediera nada. No desmantelaron la antena y están violando la orden de un juez, pero al parecer eso no les importa. Tanto la empresa como la municipalidad tienen que respetar la orden de desmantelamiento, lo único que deseamos es que se ejecute lo antes posible”, criticó en diálogo con este medio Norma Arceri, integrante de la comisión vecinal que exige la relocalización del artefacto.

A pesar de que la torre no está en funcionamiento, los vecinos consultados por Info Región manifestaron su preocupación y aseguraron que temen que “la compañía comience a otorgar la prestación”. “Hasta el momento la antena no está activada, pero como no la desmantelaron no sabemos qué podrá suceder dentro de unos días. Tenemos miedo de que comiencen a otorgar la prestación a espaldas de la Justicia y de esa manera tendremos más dificultades para sacarlos del predio”, remarcaron.

Por otro lado, resaltaron que intensificaron las reuniones vecinales y que evalúan tomar medidas para que las autoridades agilicen el proceso.

“El desmantelamiento ya debería haberse realizado, pero si no lo efectúan esta semana tomaremos medidas. Recurrimos a la Justicia y nos dieron la razón, pero la compañía Claro continúa sin acatar la orden. Nos estamos reuniendo semanalmente para evaluar nuestro accionar a futuro y, de no ejecutarse el desarme de la antena, recurriremos otra vez a la Justicia”, sentenció Arceri.

Además, los vecinos aseguraron que el principal objetivo es “preservar la salud de los habitantes del barrio”. “Este tipo de artefactos no puede estar colocado en clubes ni tampoco cerca de las escuelas, y eso no fue respetado. Con esto intentamos preservar nuestra propia salud y la del resto de la gente que vive en las inmediaciones. Nos sentimos muy contentos con el fallo, pero de todos modos todavía falta un arduo trayecto hasta que veamos el último trozo de metal en el suelo”, remarcó Miguél Ángel Gargiulo, que vive a pocas cuadras del Club.

Comentá la nota