Temor de los intendentes si llega a ser gobernador

Si Néstor Kirchner aprendió en su piel lo difícil que es arrear a los caciques bonaerenses, Hugo Moyano parece disponer de una herramienta disciplinadora mucho más efectiva si es que finalmente decide lanzarse a la gobernación bonaerense: los camiones de basura.
Es que la empresa Covelia, a la que muchos relacionan con la familia Moyano, maneja la recolección de residuos en más de una decena de municipios en la Provincia y sigue sumando. Sólo en el conurbano, lo hace en San Miguel, Merlo, Lomas de Zamora, San Martín, Escobar, Quilmes, Lanús, Tres de Febrero y Esteban Echeverría.

Por eso, muchos intendentes se agarraron la cabeza cuando se enteraron de las intenciones electoral del líder de la CGT. Es que la recolección de residuos se lleva entre un 18 y 30 por ciento de sus presupuestos y es uno de los temas más sensibles para las administraciones comunales.

"Ninguno de nosotros puede resistir la presión de una semana con la basura en la calle", resumió ante Clarín uno de los intendentes que ya supo de las presión directa de Pablo Moyano (el hijo de Hugo que se encarga de la conducción del sindicato de camioneros) cuando tuvo un conflicto con Covelia hace algunos meses.

Aunque desde la empresa no informan los nombres de sus propietarios y niegan los vínculos con la familia Moyano, los intendentes que contratan con Covelia la llaman sin tapujos "la empresa de Moyano".

El último de los muchos conflictos de Covelia fue el lunes en San Miguel cuando la empresa dejó sin recolección de basura al municipio, que debió montar un operativo de emergencia.

Por eso, muchos intendentes sienten que les será imposible no alinearse detrás de una candidatura a gobernador de Moyano.

Comentá la nota