Temor por el futuro de planes de viviendas.

A buen ritmo marcha la construcción de más de 223 viviendas pertenecientes al Plan Federal II del gobierno nacional que se emplazan en diferentes barrios, con un presupuesto de 15.571.658 millones. Por otro lado hay marcada preocupación e incertidumbre en representantes de las empresas acerca del futuro de los trabajos. La Nación otorgó el anticipo financiero y el pago del primer certificado de obra y ahora debería abonar el segundo de los certificados, de acuerdo con el avance de las tareas.
La incógnita que se plantea se basa en algunas deudas de dinero que mantiene el gobierno central con firmas encargadas de llevar a cabo obras públicas. Por ejemplo, falta abonar alrededor de 450.000 pesos, de la ampliación y reformas en el Hospital Ferreyra y cuatro certificados de tareas efectuadas en establecimientos escolares por 250.000 pesos.

Algo similar ocurre con otra de las empresas constructoras, que debe percibir alrededor de 2 millones de pesos atrasados, por mejoras ejecutadas en escuelas del Estado.

La preocupación de las empresas constructoras locales tiene fundfadas razones, como se puede apreciar en los números más arriba precisados.

Avance de obras

El arquitecto Walter Pérez señaló a Ecos Diarios que "los trabajos se desarrollan en forma normal, sin inconvenientes", en el complejo habitacional de calles 71 y 73, entre 82 y 86, de nuestra ciudad, frente al barrio denominado Las Palmeras, del Plan Federal I.

En ese predio se llevan a cabo 72 viviendas y los avances han sido de acuerdo con el proyecto de obra establecido: pilares de fundación, mampostería de cimiento hasta llegar a las capas aisladoras.

Según lo expresado por Walter Pérez, el gobierno nacional "ha cumplido hasta el momento con el depósito bancario del anticipo financiero y con el pago del primer certificado de obra", por lo que las tareas en el citado lugar se llevan a cabo con un ritmo de trabajo favorable.

Comentá la nota