Por temor al fraude, la oposición recluta fiscales por TV e internet

Por temor al fraude, la oposición recluta fiscales por TV e internet
La lista de Unión-PRO recurrió a spots. Y el Acuerdo Cívico dicta cursos en la web.
Que no nos roben los votos!", dice la parte más dramática del aviso de campaña de Unión-PRO. Está claro, la fiscalización de la elección del próximo domingo 28 es una de las principales preocupaciones de la oposición, no sólo de la alianza entre macristas y el PJ disidente, sino de las otras fuerzas que competirán con el kirchnerismo.

Spots de televisión, campañas por internet para inscribir fiscales, cursos para entrenarlos, acuerdos para fiscalización conjunta el día de la elección. Todo es válido para intentar evitar eventuales atropellos del oficialismo y aventar cualquier sospecha de fraude.

Como siempre, el castigado, expandido y superpoblado conurbano bonaerense es el territorio más hostil para la batalla. El aparato del justicialismo, con los intendentes que mayoritariamente juegan para el kirchnerismo, funciona allí aceitadamente y es donde la oposición teme encontrarse con problemas.

El dramático aviso de TV de Unión-PRO ("¡que no nos roben los votos!") incluye una dirección de internet: www.meayudas.com. De acuerdo con el equipo de prensa de Francisco de Narváez ya se anotaron allí más de 12 mil personas en menos de dos semanas.

El Acuerdo Cívico y Social también tiene su campaña de reclutamiento. Las páginas en internet de la Unión Cívica Radical (www.ucr.org.ar) y la Coalición Cívica (www.coalicioncivica.org.ar) inscriben fiscales por esa vía y hasta ofrecen allí manuales instructivos y hasta videos. En uno de ellos participa el actor y ex diputado Luis Brandoni (ver "Cómo...). La UCR pone a disposición, online, una copia del Código Electoral. Y en la CC afirman ya haber recibido más de 10 mil consultas por internet.

Hasta Aníbal Ibarra, que compite en la más "civilizada" Capital Federal, capta fiscales por mail, en fiscalesibarra@gmail.com.

Hace dos meses, representantes de siete partidos anunciaron un acuerdo para cubrirse mutuamente en la elección. Estaban la UCR, el ARI, PRO, Recrear, el Frejuli de los Rodríguez Saá, el socialismo y la democracia progresista.

De ese foro surgió la denuncia realizada la semana pasada en la Cámara Electoral, sobre la posibilidad de alguna maniobra con los DNI. El temor es que se usen documentos falsos. La Cámara pidió informes al Registro Nacional de las Personas (ReNaPer). También hay un reclamo del Acuerdo Cívico a Cancillería para que formalice un pedido de veedores a la OEA.

Este grupo de partidos volverá a juntarse en los próximos días para cruzar información sobre la capacidad fiscalizadora de cada uno de ellos en todo el país, una vez que tengan todos los números. El radicalismo confía en el viejo aparato partidario, con presencia nacional aunque está más que preocupado por su merma en el conurbano, que le impide garantizar fiscales en bastiones del peronismo.

Con todo, en el Acuerdo Cívico aparecieron signos de desconfianza hacia Unión-PRO. Creen que la lista que encabeza De Narváez se nutre de dirigentes del aparato duhaldista y del sindicalismo, que arrastran viejas y peligrosas mañas. Temen quedar encerrados encerrados entre punteros del peronismo oficial y el disidente. Se basan en ataques del PJ opositor que dicen haber sufrido en el conurbano. "Nos rompen los afiches", dijo Patricia Bullrich, jefa de campaña del Acuerdo Cívico. Esa fuerza iba a convocar famosos como fiscales. La idea no prosperó, pero al menos consiguió que la coordinación del control electoral con otras fuerzas - llamados "fiscales cívicos"-, quede a cargo del rabino Sergio Bergman.

Comentá la nota