Por temor a escraches, Scioli suspende actos

Sobre llovido, mojado. La percepción sobre posibles escraches u otras manifestaciones rurales, determinaron la suspensión de los actos programados por Daniel Scioli en el Interior bonaerense.
Ayer, el gobernador debía viajar a Las Flores y mañana a los distritos de Tandil y Benito Juárez, tres regiones donde la protesta agropecuaria se desarrolla con intensidad.

En la Gobernación aclararon que Scioli estaba dispuesto a concurrir, pero el desarrollo del conflicto con el campo "podía generar momentos de tensión". "No hay que habilitar espacios de provocación en la Provincia", agregaron.

El humor social en esos distritos está condicionado a partir de la decisión del gobernador de acompañar el veto presidencial a la ley que preveía rebajas en retenciones a 37 distritos bonaerenses. Y ayer se incrementó con la primera versión del alejamiento forzado del ministro Emilio Monzó. La confirmación de la renuncia motivó algunos cuestionamientos, en línea con expresiones como las de Eduardo Buzzi (Federación Agraria Argentina), quien había adjudicado comportamiento de "felpudo de los Kirchner" al gobernador.

El representante de la entidad se disculpó después, pero el aire de llanura ya estaba contaminado por los dichos.

El ministro de Gobierno provincial Eduardo Camaño, se encargaba de cruzar a Buzzi con esta frase: "Es un felpudo de los pools sojeros".

Con este ambiente, Scioli consideró que una suspensión era oportuna.

Tenía el antecedente en plena campaña por las legislativas del 28 de junio, cuando un grupo adherentes de la Sociedad Rural y militantes del PRO protagonizaron un incómodo escrache a la comitiva provincial que participaba de un acto en una recorrida por varias ciudades.

En estos días, además, Scioli -a través de sus funcionarios- buscará alternativas para que los productores rurales no resuelvan una marcha hasta la Gobernación.

Comentá la nota