El temor por la crisis financiera afectó el mercado inmobiliario

La construcción que se mantenía en auge en la zona sur sufrió una caída luego de la crisis financiera global. Martilleros de Monte Grande, Lomas de Zamora y Almirante Brown confirmaron a Info Región que el temor desatado luego de la incertidumbre de los mercados internacionales produjo una merma en la actividad. También indicaron que el conflicto con el campo de la primera mitad de año afectó este tipo de negocios.

El boom inmobiliario que se produjo luego de la recuperación de la crisis económica que el país sufrió a fines de 2001, comenzó a frenarse en las localidades cabecera de algunos partidos de la zona sur, como Adrogué, Lomas de Zamora y Monte Grande.

Referentes del mercado de la región confirmaron que la crisis financiera mundial afectó el desarrollo de la construcción y la venta de propiedades, por lo que no mostraron buenas expectativas para el 2009.

La martillera del Grupo VG con actividad en Monte Grande, Lilian Veiga, detalló que el mercado inmobiliario “estaba fuerte desde el 2003 en adelante pero comenzó a frenarse en el 2007”.

“En mayo de este año hubo un parate. Proyectos de 30 unidades, de 2.500 metros de construcción están frenados”, afirmó Veiga y agregó que las expectativas para el año que viene “no son las mejores”.

La martillera se refirió a los efectos de la crisis de los mercados mundiales, la cual aseguró que impactó negativamente en el ámbito local y frenó la esperanza de reactivación el próximo año.

“La gente está muy aterrorizada, cada uno guarda los dólares en el bolsillo a ver qué va a pasar”, enfatizó ante la consulta de Info Región.

También aseguró que el conflicto del campo iniciado en marzo de 2008 fue una de las causas del freno de la actividad.

Felix Brie de la firma Díaz Mayer & Brie Propiedades que opera en Almirante Brown puntualizó que la incertidumbre generada por la crisis global no afectó al mercado de viviendas tipo casa, pero confirmó que si bien el rubro de edificios a estrenar “no está totalmente paralizado, hubo una merma importante”.

Al respecto, adelantó que la firma prevé el lanzamiento de departamentos a estrenar con un boleto agresivo y reducción de cuotas, como estrategia para sortear el freno de la actividad.

Por su parte, Diego Guerrero, titular de la inmobiliaria con sede en Lomas de Zamora con nombre homónimo, confirmó un freno de la actividad en el centro de la ciudad y atribuyó el hecho a la falta de crédito.

“La falta de crédito hace que se frene todo”, indicó y se mostró pesimista con respectó al 2009. “No creo que se revierta la tendencia”, afirmó en diálogo con Info Región.

Esta tendencia se repite en las principales inmobiliarias de la región, donde reflejaron opiniones similares respecto a la situación actual que se vive, incluso lo atribuyeron al conflicto con el campo destado en los primeros meses del año, que también afectó las operaciones de compra venta.

"Desde abril que se frenó bastante todo tipo de operaciones. Y la crisis financiera internacional de las últimas semanas también afectó este tipo de negocios, porque la gente a la hora de invertir lo piensa mucho, y prefiere esperar a ver qué pasa en los primeros meses del año", coincidieron desde dos negocios de Monte Grande.

Comentá la nota