El temor a la crisis enrarece el mercado laboral en Mendoza

Los gremios denuncian despidos injustificados, mientras que los empresarios aseguran que se trata de “reordenamientos habituales de personal”. El ministro de Producción, Guillermo Migliozzi, vaticina una retracción en el consumo.

Para el ministro de la Producción de la provincia, Guillermo Migliozzi, habrá una retracción en el consumo y una mayor cautela de parte de los empresarios a raíz de la crisis financiera internacional.

Dijo en ese sentido, que “nos nos transmitieron preocupación respecto a la situación imperante, pero yo resumiría su actitud en una actitud de cautela, de precaución, lo que no quiere decir que ya estén recibiendo el impacto de la crisis”.

”Esa precaución viene de parte de las empresas a través de sus decisiones de inversión, de producción, de generar o no mayor empleo o prescindir de personal. También viene de parte de los consumidores”, añadió el funcionario.

Por otra parte, señaló que “los argentinos al estar acostumbrados a padecer este tipo de situaciones, somos muy precavidos y creo que ese es un aspecto digno de destacar. Hoy prima la precaución, la cautela y no el pánico, a diferencia de otras circunstancia que hemos vivido”.

”Conoceremos si el consumo bajó cuando cierre este último bimestre, es de esperar que como consecuencia de esta cautela se hayan postergado algunas decisiones de consumo”, añadió Migliozzi.

Además, reiteró que “hay 70 despidos, no pretendo con eso minimizarlo, se trata de sectores que pueden haber estado mucho más expuestos al impacto de esta crisis financiera internacional” y sostuvo que desde el Gobierno, se está trabajando ¡para que ese tipo de situaciones no se replique, para mantener los puestos de empleo o para generar nuevos puestos de trabajo que puedan absolverlos”.

En tanto, representantes gremiales y empresarios se reunieron hoy en la Subsecretaría de Trabajo para explicar la situación. Durante la reunión, los empresarios manifestaron que los despidos no están relacionados con la crisis financiera, mientras que el gremio mercantil señalaba que en octubre, se produjeron unas 125 cesantías.

Desde el Centro de Empleados de Comercio dijeron que las empresas no llevaron documentación fehaciente que acredite que los despidos producidos en el sector mercantil fueron motivados por la crisis financiera.

Guillermo Pereyra, titular del CEC, señaló: que consideran “que las empresas abrieron el paraguas por si las dudas” y alertó que “en octubre en nuestro sector tenemos 125 trabajadores despedidos, 75 en el comercio tradicional y el resto de las cadenas de electrodomésticos”.

En la Subsecretaría de Trabajo estuvieron reunidos empresarios de Musimundo, Tarjeta Nevada, Falabella, Frávega, y Ribeiro. El acuerdo que se logró es mantener los actuales niveles de ocupación.

El subsecretario Jorge Gabutti, explicó que “nosotros somos optimistas en este tema, en Mendoza también vamos a impulsar el diálogo entre los sectores de la producción y el trabajo para obtener un compromiso similar. Frente a esta situación de crisis mundial, que nadie conoce los efectos en la Argentina y en Mendoza, es importante mantener la calma, el diálogo y el consenso entre todos”.

”El sector empresario manifestó que los despidos no obedecían a la situación de crisis, sino a reordenamiento de personal, que son habituales. De todas maneras, desde el organismo seguiremos monitoreando la situación en las empresas para ver si hay despidos y a que razón obedecen. También podemos aportar soluciones para evitar la pérdida de fuentes de trabajo”, puntualizó el funcionario.

Comentá la nota