"No hay que temer tener más o menos diputados".

Con esa frase, el gobernador José Alperovich minimizó ayer las posibles implicancias de una derrota del kirchnerismo en los comicios del 28 de junio, como vaticinan las encuestas.
El gobernador José Alperovich minimizó ayer las posibles implicancias de una derrota del kirchnerismo en los comicios legislativos nacionales del próximo 28 de junio, como vaticinan distintas encuestas dadas a conocer en los últimos días.

En declaraciones a la prensa, durante una actividad oficial, el Mandatario tucumano aseguró una eventual caída del oficialismo en el plano nacional "para nada" pondría en riesgo la gobernabilidad del país, al tiempo que afirmó: "No hay que tenerle miedo a tener más o menos diputados, en política hay que negociar".

Cuando se le preguntó si el Gobierno nacional podría debilitarse en caso de perder bancas en el Congreso, Alperovich aseguró: "No creo, porque en política vos podés tener menos diputados, pero hay que negociar, hay que consensuar, hay que trabajar en conjunto (con la oposición). Por eso, no hay que tenerle miedo a tener más o menos diputados", insistió el titular del Poder Ejecutivo provincial.

Por otro lado, al ser consultado sobre algunos sondeos, como el dado a conocer el último fin de semana por el diario Página 12, que vaticinan una clara victoria oficialista en Tucumán, con un 60 por ciento de intención de voto, el Gobernador aclaró que "es muy difícil" lograr ese aval en las urnas. "Hay que esperar el día de la elección, yo espero que los tucumanos nos apoyen para poder seguir dando soluciones a tantos tucumanos que esperan. Es muy difícil manejarse por encuestas", explicó.

Además, el Primer mandatario provincial volvió a poner de relieve su convencimiento de que los comicios legislativos nacionales de junio, en los que será candidato a senador suplente por el oficialista Frente para la Victoria, serán un plebiscito a su gestión en Tucumán. "Nos gusto o no nos guste, una elección es un plebiscito a la gestión. De alguna manera, se estará marcando si la gente apoya o no a tu gestión", acotó.

Alperovich también relativizó los comentarios que lo ubican como uno de los dirigentes "presidenciables" del kirchnerismo de cara a las elecciones generales 2011.

"En política dos años es mucho, no se puede hablar; hay tantas cosas para hacer que sería un engaño para la gente empezar a hablar del 2011", reflexionó.

Obras y fútbol

En otro orden de consideraciones, el Gobernador destacó los avances en los planes habitacionales para la provincia que son financiados con fondos nacionales. "Ya estamos ejecutando, con los que no llegó el jueves desde la Nación, 10 mil viviendas y 15 mil soluciones habitacionales". Sobre este mismo punto, resaltó que "llegaron 45 millones de pesos desde la Nación y es un récord, más aún cuando mucha gente está quedando sin trabajo en todo el país, mientras que en Tucumán, por el contrario, la obra pública está generando empleo".

Finalmente, el titular del PE dijo que "para Tucumán sería una fiesta y una felicidad que los dos equipos (Atlético y San Martín) estén en primera", tras lo cual, teniendo en cuenta su reconocido fanatismo por el Decano, aclaró: "Yo voy a tratar de ayudar a los equipos por igual".

Nuevo CIC en Lules

El Gobernador realizó ayer estas declaraciones mientras supervisaba la etapa final de la construcción de un Centro de Integración Comunitaria (CIC) ubicado en la zona del ex Ingenio Mercedes, en el departamento de Lules.

Alperovich estuvo acompañado por el vicegobernador Juan Manzur, el ministro del Interior, Osvaldo Jaldo, la titular de Políticas Sociales, Beatriz Mirkin y el titular de la cartera Sanitaria, Pablo Yedlin.

Según informaron las autoridades, el nuevo CIC, que será inaugurado próximamente, contará con un Centro de Atención Primaria de Salud (CAPS) y aulas para el desarrollo de diversos talleres formativos y tareas sociales.

Comentá la nota