Temen que se reiteren inconvenientes para designar autoridades de mesa

La ausencia de presidentes y suplentes fue uno de los principales problemas organizativos del último comicio.

En caso de concretarse, el adelantamiento de las elecciones de este año para el 28 de junio implicará la precipitada puesta en marcha de una maquinaria cuyos engranajes deben funcionar a la perfección. Uno de ellos, sin embargo, ya cuenta con un historial de fallas: el de las autoridades de mesa.

Fue, según recuerdan quienes de una manera u otra estuvieron ligados con su organización, la gran "mancha" de las elecciones del 28 de octubre de 2007. En efecto, las mesas sin autoridades fueron el común denominador de innumerables establecimientos de votación en las que el comicio llegó a sufrir más de dos horas de retraso.

"Si cuando la elección se realiza en la fecha habitual hay problemas, no me quiero imaginar lo que ocurrirá este año, que están haciendo todo a las apuradas", afirmó a LA CAPITAL un veterano dirigente político de la ciudad.

Según el Código Electoral Nacional, cada mesa debe contar con un presidente y un suplente. En teoría, los elegidos para ocupar ese cargo deben ser notificados veinte días antes del comicio, aunque hay casos de telegramas que han llegado con menos de una semana de anticipación.

Esta escasez de tiempo impide que los involucrados puedan prepararse en forma adecuada para una función en la que, en la mayoría de los casos, no tienen experiencia previa. Esta es una de las razones claves de los innumerables faltazos que se solucionan -también de acuerdo a la ley- apelando a los primeros ciudadanos que hayan concurrido a votar a la mesa acéfala.

La última experiencia

Aunque podría no repetirse, la experiencia indica que las autoridades de mesa son un factor conflictivo en los días de elecciones.

"Las demoras en la apertura de los lugares de votación y la ausencia de autoridades de mesa generaron el descontento generalizado de los votantes y pusieron en evidencia las deficiencias históricas que suelen aparecer en pleno proceso electoral".

El párrafo anterior corresponde a la descripción realizada por LA CAPITAL de las elecciones del 28 de octubre de 2007. Otro párrafo elocuente de esa misma edición relata que "hubo un gran número de mesas que recién se habilitaron para votar pasadas las 9.30" debido a la ausencia de sus autoridades.

El problema ya había podido vislumbrarse una semana antes, cuando la Justicia Electoral confirmó que más del 80% de las designaciones originales se habían frustrado, tanto porque los afectados se habían excusado como porque no habían podido ser ubicados en sus domicilios, por lo que no se habían dado por notificados.

En aquel momento el juez federal con competencia electoral en la provincia de Buenos Aires, Manuel Humberto Blanco, reconoció que la deserción había alcanzado niveles históricos. "Todo el mundo parece haberse mudado", ironizó.

Reforma legislativa

"Como la gente sabe que si va a primera hora corre el riesgo de ser nombrado autoridad de mesa concurre cada vez más tarde a votar y eso hace que, a veces, haya que retrasar el horario de votación" recordó en diálogo con LA CAPITAL Oscar Pagni, quien en su condición de dirigente de la UCR tiene vasta experiencia en elecciones.

Según Pagni, la designación de autoridades es el gran tema a resolver desde el punto de vista organizativo. "El resto de los aspectos está cada vez más aceitado -afirmó-. El correo funciona bien, las urnas llegan con los padrones y las boletas y las fiscalizaciones no tienen grandes inconvenientes. Pero las autoridades de mesa son un problema cada vez mayor".

En este marco Pagni opinó que "debería realizarse una profunda modificación legislativa que considere a esta actividad como una carga pública, de manera que el Estado pueda apelar a los empleados públicos para esos puestos. Tendrían que tener, claro, una compensación económica e incluso algunos días más de vacaciones, pero tienen que estar obligados".

Además, el dirigente consideró que "la persona que va a ser autoridad de mesa tiene que saberlo con mucho tiempo de anticipación, para que pueda prepararse. De lo contrario se nombran personas que no están preparadas y eso complica aún más las cosas".

En cuanto a las elecciones de este año, Pagni alertó que pueden plantearse inconvenientes con los padrones. "No creo que haya tiempo de depurarlos, así que puede haber muchos errores", dijo. También consideró que quienes cumplan los18 años cerca de la fecha "probablemente no figuren".

Por su parte Alberto Fallacara, del Partido Socialista -PS-, coincidió en que la ausencia de autoridades de mesa fue uno de los datos salientes de la última elección, aunque aclaró que a su criterio "fue una de las que mayor cantidad de problemas hubo".

En este sentido, Fallacara recordó que "redujeron el número de mesas, incrementándole a cada una la cantidad de votantes. Eso se sumó a la ausencia de autoridades, que se resolvió nombrando a personas que muchas veces no sabían lo que tenían que hacer, ni tenían ganas, con lo que terminó siendo uno de los comicios más lentos de los últimos tiempos".

Según Fallacara, otro de los problemas que se planteó fue la falta de boletas. "O no venían en las urnas o desaparecían por lo que en muchos lugares hubo que interrumpir las votaciones", relató y destacó que "es por eso que se está pidiendo la boleta única".

Designaciones y funciones

De acuerdo a la ley vigente, las autoridades de mesa están conformadas por un presidente y un suplente que deben realizar la apertura y cierre del acto electoral, así como velar por el normal desarrollo de los comicios.

Debido a que pueden producirse situaciones que escapan a sus posibilidades, las autoridades de mesa tienen las fuerzas de seguridad a su disposición. Además, cumplen un rol clave a la hora de certificar la identidad y los poderes de los fiscales de los partidos políticos.

Las autoridades deben ser designadas por la Junta Electoral, que puede elegir entre cualquier ciudadano incluido en los padrones del distrito. Las notificaciones son enviadas a través de telegramas distribuidos por el Correo Argentino.

La persona que resulte designada puede excusarse por enfermedad o razones de fuerza mayor dentro de los tres días posteriores a ser sido notificada.

También son causales de excepción el desempeñar funciones de organización y/o dirección de un partido político y/o ser candidato.

El Código Electoral establece que los ciudadanos que hayan cumplido funciones como autoridades de mesa recibirán una compensación consistente en una suma fija en concepto de viático.

Dicho monto debe ser fijado por el Ministerio de Interior y su pago se efectuará dentro de los sesenta días de realizado el comicio, informando de la resolución al juez federal con competencia electoral de cada distrito.

Números

En la última elección funcionaron en la provincia de Buenos Aires 28.000 mesas, masculinas y femeninas, cada una con un presidente titular y un suplente, lo que implicaba una movilización de 56.000 personas.

De esas mesas, 2.744 pertenecían a la Quinta Sección Electoral, donde 993.347 personas estaban habilitadas para votar. En General Pueyrredon, los votantes eran 468.813 distribuidos en 1.205 mesas: 620 femeninas, 561 masculinas y 24 de extranjeros.

Comentá la nota