Temen que el Indec oculte hasta 350.000 desocupados

Temen que el Indec oculte hasta 350.000 desocupados
Analistas advierten que se subestimaría la cantidad por un cambio en la encuesta de empleo
El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) comenzó el año con una nueva polémica: modificó el cuestionario con el que se medirá la tasa de desempleo en el primer trimestre de 2009, una maniobra que -según los especialistas- podría servir para ocultar la existencia de hasta 350.000 desocupados.

Según la metodología vigente, se considera desocupado a quien no tiene trabajo, está disponible y ha buscado empleo en algún momento durante los últimos 30 días, lo que, de acuerdo con el último índice, afecta a más de 1,2 millones de personas. Pero la conducción del organismo, que responde al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, ordenó en los últimos días incorporar en los formularios que se vienen usando desde 2003 una pregunta destinada a saber si la persona que declara no tener un empleo ha buscado trabajo en la semana previa a la visita del encuestador.

El agregado -que no elimina la consulta acerca de la búsqueda de trabajo en el último mes- fue realizado mediante un sello sobre los cuestionarios impresos, pero no aparece en la versión del formulario que puede ser consultada en Internet. Dos técnicos del Indec confirmaron a LA NACION que los formularios alterados ya están siendo usados en las encuestas que se realizan en el Gran Buenos Aires.

"Entre los integrantes tradicionales de la EPH [encuesta permanente de hogares], incluyendo técnicos y encuestadores, hay mucho malestar y tensión por este hecho", dijo una de las fuentes, que pidió no ser identificada por miedo a represalias. "La inclusión de la pregunta en sí no define que vayan a hacer un chanchullo, pero la forma en que se lo está haciendo, no consensuada con los técnicos, a escondidas, nos mueve a sospechar que apuntan a modificar la cantidad de desocupados", contó uno de los profesionales habituados a interpretar los datos de la EPH.

¿Por qué el agregado de una pregunta puede permitir bajar el número oficial de desempleados? Los datos recogidos gracias a esa pregunta le permitirían a las autoridades del Indec considerar desocupado únicamente a quienes buscaron empleo en la última semana y dejar fuera de ese universo a quienes intentaron encontrar trabajo en las tres semanas previas, pero no en la más reciente.

"Sin duda con la definición restringida a una semana el desempleo sería menor", explicó el economista Ernesto Kritz. Y recordó que cuando en 2003 se cambió la metodología, la medición con la definición restringida de desempleo (búsqueda en la última semana) dio 15,6%, mientras que con la definición amplia (último mes) fue de 17,8%. "Tomar una u otra definición hoy daría una diferencia de 350.000 desocupados", estimó el director de SEL Consultores.

Desde que el kirchnerismo llegó al poder hasta la última medición conocida, la desocupación cayó más de 10 puntos, hasta ubicarse en 7,3% -dato del cuarto trimestre de 2008, que se difundió sorpresivamente el viernes, con un mes de antelación-. Pero el contexto actual del país, luego de un año en que la economía dejó de crear empleo, invita a pensar que los próximos resultados de la EPH no serían tan auspiciosos. Algunos economistas calculan que si la economía argentina siguiera sin crear empleo durante todo este año, unos 300.000 argentinos pasarían a engrosar las filas de desocupados. Mal utilizado, el nuevo cuestionario del Indec podría servir para tapar ese agujero.

"Acá lo que está claro es que desde octubre de 2007 la tasa de desempleo está estancada y a partir de octubre de 2008, en función de los efectos recesivos del esquema económico vigente más los impactos de la crisis internacional, lo lógico es que haya una suba en la tasa de desempleo durante 2009", afirmó el economista de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y diputado por Proyecto Sur, Claudio Lozano. Y de inmediato agregó: "Por lo cual, resulta llamativo que se haga ese cambio en este contexto".

Sin respuesta

LA NACION intentó durante toda la semana conocer la explicación oficial para la repentina inclusión de la polémica pregunta en el cuestionario de la EPH. Pero el departamento de prensa que representa a la directora Ana María Edwin no respondió ninguno de los pedidos.

El economista jefe del Instituto para el Desarrollo Social Argentino (Idesa), Jorge Colina, señaló que existen antecedentes que permiten suponer una estrategia de reducir el número de desocupados por medio de una redefinición estadística. "Hay indicios que permiten sospechar eso. Un antecedente para tomar en cuenta es que desde 2005 en adelante la tasa de desempleo que mide el Indec ha disminuido en parte porque se dejó de tomar como desempleados a los beneficiarios de los planes sociales", dijo.

"Se sabe que disminuir el tiempo de referencia que se toma para buscar trabajo activamente da como resultado una tasa de desempleo inferior", concluyó Colina.

Crece la indigencia, pero a un ritmo más lento

* Más allá de los datos del Indec, la pobreza y la indigencia continúan creciendo (a 30,5 y 10,7%, respectivamente), pero a un ritmo más moderado, según Ecolatina. Un sondeo de esta consultora indica que la canasta básica de alimentos aumentó en 2008 un 27,6%, mientras que para las estadísticas oficiales la suba fue de sólo un 0,4%. La buena noticia es que en los últimos meses se registró un cambio en la tendencia. "Si bien el incremento de 2008 fue significativo, se ubicó por debajo del relevado en 2007 (45,2%). Además, se registró una fuerte desaceleración a fines de año por el desplome de las commodities alimentarias y la menor demanda interna", destacó Ecolatina.

Comentá la nota