Temen que Brasil cierre fronteras

Aún quedan por vender casi 40 mil toneladas de peras y manzanas. La medida sería paraarancelaria y no de índole sanitaria vinculada a las plagas.

Hay preocupación en los exportadores ante la política de los últimos días de Lula Da Silva de retirar las licencias automáticas a ciertos productos.

Neuquén > Los empresarios exportadores de fruta temen que Brasil restringa el ingreso de frutas a su mercado en su política de sacar las licencias automáticas, una suerte de barrera paraarancelaria en su relación comercial con la Argentina. La medida no tiene vinculación con el sistema de mitigación del riesgo que tiene vigencia hasta diciembre de este año. La venta de fruta a Brasil en estos meses tiene vital importancia para la economía regional.

El año pasado, Brasil compró 194.451 toneladas de fruta argentina, de las cuales 122.214 fueron de peras y 45.287 de manzanas. En los primeros ocho meses de este año, ese mercado compró 149.906 toneladas, 105.323 de peras y 2.183 de manzanas, según informó el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria, Senasa.

Revista Agrovalle de Villa Regina informó que restarían enviar a ese mercado hasta fin de año unas 18 mil toneladas de peras y unas 20 mil toneladas de manzanas. El gerente de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados, Cafi, Marcelo Loyarte, le dijo a ese servicio de noticias que "estaría casi confirmado que Brasil, podría incluir en el paquete de las licencias no automáticas la importación de manzanas y peras de la Argentina. Esto es una mala noticia, de todas formas queremos tener mayores precisiones, calculo que para el lunes las tendríamos, pero aparentemente sería así".

La cámara de exportadores realizó gestiones ante Cancillería y le hicieron llegar el reclamo a la presidenta Cristina Kirchner pero "de todos modos es difícil porque son decisiones que cada país toma en forma independiente", dijo.

Recordó que las licencias no automáticas para la importación han sido mecanismos que se han utilizado mucho en esta crisis, "lamentablemente nuestro país ha sido uno de los países que más la ha usado, y creo que nosotros ahora estamos pagando las consecuencias".

Comentá la nota