Teme macrismo no reponer diputados

Mauricio Macri tiene cita para al menos tres actos oficiales, esta semana, junto a Gabriela Michetti, con la idea de producir más fotos de campaña de la candidata y el jefe porteño, en una fórmula que en PRO aseguran aumenta las adhesiones vecinales
Es que, si bien los pronósticos son más que optimistas para el macrismo, la aritmética no termina de conformar al mandatario de la Capital Federal, que busca acercarse al quórum propio en la Legislatura local, para evitar, como en su primer año de gestión, la traba o modificación de las normas sólo porque le faltan cinco votos.

De acuerdo con los cálculos que abundan en papeles sueltos, en las mesas donde se organizan las salidas de campaña de la ex vicejefa porteña, Macri en 2005, con el 35% de los votos en la Ciudad, logró ingresar 14 legisladores. Ahora, renueva 11, pero los guarismos del modo que aparecen repartidos de acuerdo con las consultas sobre la intención de voto aún no le arrojan a Michetti la posibilidad de ingresar más que esa cantidad.

El PRO, en la Legislatura porteña, se quedó con 26 legisladores propios como producto de las elecciones de 2003, 2005 y 2007, sobre las 60 bancas que se completan en el recinto. Con 31, obtiene quórum propio, pero no le alcanza para algunas leyes clave que requieren de mayoría especial de 40 votos. Sin embargo, avanzó en la sanción de normas con la ayuda de la Coalición Cívica y el kirchnerismo, en alianzas circunstanciales que la campaña electoral vetó hasta que pasen los comicios, al menos. Luego, de acuerdo con los resultados de las urnas del 28 de junio, probará Macri con la misma conformación, ya que hasta diciembre no se produce el recambio, agilizar una cantidad de proyectos que ahora ni siquiera llegan al recinto presas de la temporada electoral (por ejemplo, nuevos contratos de recolección de residuos). Incluso después del escrutinio el macrismo tiene previsto considerar si somete a la actual conformación de los bloques la ley madre de la gestión, como será el Presupuesto para el año del Bicentenario, o bien demora esa presentación si lo beneficia el nuevo plantel.

De ese modo, la campaña de Michetti busca esta semana, mostrando obras en una villa de emergencia o inaugurando una unidad médica móvil para la asistencia de los sectores de menos recursos, el voto en las porciones porteñas más relegadas con la idea de alcanzar, como piso, la misma cantidad de adhesiones que cosechó Macri en las últimas legislativas.

Comentá la nota