El tema los divide y no logran unir criterios

Los diputados de la centroizquierda quedaron divididos en sus posturas sobre el proyecto de ley de radiodifusión que impulsa el Gobierno, a tono con las diferencias de posición entre Fernando Pino Solanas y Martín Sabbatella, los legisladores electos que ya influyen en el espacio.
Ex kirchnerista, Miguel Bonasso participó ayer de la reunión de la comisión de Libertad de Expresión, antes del plenario, para exponer su proyecto. En el momento que se hizo la votación sobre el cronograma no estaba, pero antes se había mostrado crítico.

En una postura similar se mostraron Claudio Lozano, de Proyecto Sur y el más cercano a Solanas, y Eduardo Macaluse, jefe del bloque Solidaridad e Igualdad.

Sin embargo, este último bloque quedó dividido por las pujas internas. Nélida Belous votó a favor del oficialismo y Carlos Raimundi (ausente en ese momento) se manifestó a favor del proyecto. Lo mismo hicieron Ariel Basteiro y Victoria Donda, de Encuentro Popular.

El llamado grupo de centroizquierda se conforma por 16 diputados de cuatro bloques.

Antes de la discusión por la prórroga de las facultades delegadas en la Cámara Baja, habían consensuado una posición común que anunciaron en una presentación en conjunto.

Sin embargo, la unidad duró poco. El día del tratamiento en el recinto se dividieron tanto para dar quórum como para la votación: un grupo acompañó al oficialismo, otro se abstuvo.

En este caso, una parte de los legisladores se muestra a favor del proyecto del oficialismo (el bloque Encuentro Popular y una parte del SI) y la otra marca sus diferencias e impulsa proyectos propios (Bonasso y Lozano). En el plenario, Macaluse propuso una postura intermedia entre el oficialismo y la oposición para establecer el cronograma de audiencias, el kirchnerismo no lo aceptó y terminó votando en contra.

Comentá la nota