Un tema demasiado árido en Santa Fe

Esta fue la provincia que más sufrió la falta de lluvias y las pérdidas llegaron a los dos mil millones de pesos. Los especialistas pronostican que la sequía seguirá unos meses.
La Comisión Provincial de Emergencia Agropecuaria se reunirá mañana para estudiar el estado de localidades del sur y norte de Santa Fe afectadas por la profunda sequía de este año. La convocatoria fue lanzada por el secretario del Sistema Agropecuario, Agroalimentos y Biocombustibles, Carlos Sartor, y se llevará a cabo a las 10 en el salón Amarillo del ministerio de la Producción. Esta Comisión es consultiva y se compone del ministro de la Producción, Juan José Bertero -quien la preside-, un representante del ministerio de Economía; uno de la subsecretaría de Municipios y Comunas; uno de las comisiones de Agricultura y Ganadería de ambas cámaras legislativas; y uno de cada entidad agropecuaria de la provincia.

Entre las atribuciones del organismo, puede proponer a la administración provincial la declaración o prórroga de la Emergencia Agropecuaria o Zona de Desastre, está habilitada para gestionar la concesión de prórrogas especiales cuando los productores hubieren contraído compromisos con bancos y no los pueden cumplir y el otorgamiento de créditos especiales.

También la Comisión puede proyectar, organizar y coordinar medidas para disminuir o anular los efectos dañosos derivados de eventos meteorológicos. Acerca de esto, los especialistas avizoran que el calor será cada vez más intenso y que las lluvias no serán lo sufientemente abundantes como para generar alivio en las zonas dañadas.

En septiembre pasado el ministro de la Producción de Santa Fe, Juan José Bertero, se reunió con los senadores provinciales para analizar la situación por la falta de lluvias y humedad en los suelos y arrojó datos alarmantes: el 72 por ciento del territorio provincial está afectado por la sequía y se calculan pérdidas cercanas a los dos mil millones de pesos.

"Es la provincia más afectada de todo el territorio nacional", dijo Bertero en Radio 2. El funcionario detalló que las zonas ya declaradas en emergencia alcanzan el 60 por ciento de la provincia y añadió que con los departamentos que se agregarán se llegará al 72 por ciento. Las pérdidas se estiman en cerca de 2.000 millones de pesos.

El ministro expresó también que la provincia sola no puede hacer frente a la ayuda económica de los productores y pidió el auxilio del gobierno nacional con el envío de fondos. En el encuentro con los legisladores, Bertero sostuvo que no llegaron los 6 millones de pesos de la ayuda prometida por la Nación para paliar la situación en las zonas afectadas por la sequía y en los departamentos declarados en emergencia.

Los estudiosos del clima dicen que el calor se extenderá hasta la Semana Santa de 2009, por efecto de La Niña. Las actividades agrícolas y pecuarias se verían perjudicadas.

Comentá la nota