Tema: Agua, saneamiento y drenaje

Antes de sus próximos informes ciudadanos, mardelplataentretodos.org repasa uno de los temas de su primer informe: Agua, saneamiento y drenaje.

Sería importante implementar micromediciones para tener un diagnóstico más preciso de pérdidas en la red de distribución y de la responsabilidad ciudadana por consumo excesivo. También se podría avanzar en algún esquema para estimar y aumentar la transparencia del costo económico de los distintos servicios de saneamiento. En lo que hace a la opinión ciudadana, se ha reducido la percepción de que la escasez de agua en la ciudad es un problema importante, ha empeorado la satisfacción general con el servicio respecto de la anterior medición y el principal problema parece ser la presión del agua durante la temporada. Ha mejorado la percepción promedio respecto de la incidencia de las inundaciones por lluvia, aunque aún existe una cantidad importante de afectados.

La prestación del servicio de agua potable en el Partido de General Pueyrredon está a cargo de Obras Sanitarias Mar del Plata Sociedad del Estado (OSSE). De acuerdo con información actual, al 2015 el acuífero se explotaba mediante la operación de 284 pozos de extracción, distribuidos en el Sistema Acueducto Norte (SAN, 96 pozos), el Sistema de Acueducto Sur (SAS, 26 pozos) y en pozos restantes que inyectaban su producción directamente a la red de distribución1. El agua producida en el SAN se rebombea desde cinco estaciones elevadoras (Centro de Abastecimiento Szpyrnal, Uruguay y Ayacucho, Plaza Mitre, Torre Tanque, y Tucumán y Almafuerte). A su vez, el SAS tiene una estación elevadora (Mario Bravo) y sus derivadoras (Mario Bravo, Tapia y Talcahuano). La red de distribución incluía 2.116 kilómetros de conductos.

OSSE también gestiona el sistema de efluentes cloacales, que incluye 4 colectores máximos y 14 estaciones elevadoras que descargan los efluentes en la Planta de Pretratamiento Ing. Baltar, ubicada en Camet. El pretratamiento consiste en el tamizado del efluente cloacal; esto es, se hace que el efluente atraviese una malla de acero inoxidable. En marzo de 2015 se finalizó la construcción del Emisario Submarino, que complementa el proceso anterior al impulsar el producido del pretratamiento a lo largo de 4.120 metros por una cañería de 2 metros de diámetro, sumergida bajo el mar, para después descargarlo en el mar a través de 90 puertos difusores ubicados en los últimos 500 metros del emisario. En julio de 2015 se inició la construcción de una nueva planta depuradora de aguas residuales para mejorar el sistema de pretratamiento.

OSSE también tiene a su cargo la tarea de mantenimiento del sistema de desagües pluviales.

En cuanto a la extensión del acceso a la provisión de agua, OSSE informó que a diciembre de 2015 brindaba el servicio a 280.703 hogares, lo que según dicha empresa representaba una cobertura del 95%2 superior al 93% informado en 2013.

Durante el 2015, la producción de agua potable ascendió a 145,5 hectómetros cúbicos (hm3), un 10,9% más que los 131,1 hm3 producidos en 2011 (lo que equivale a una tasa promedio de crecimiento anual del 2,6%).

En términos relativos, frente a la dinámica de la producción de agua, la oferta anual total de agua del acuífero por recarga puede oscilar entre 103,8 hm3 y 116,8 hm3 (Mérida, 2014), según se asuma una recarga global por precipitaciones que varíe entre 160 milímetros o 180 milímetros por año, respectivamente.

Así, desde 2005 los usuarios del acuífero extraen agua aun por encima de la recarga máxima estimada, para la actual estructura de explotación.

Numerosas causas históricas, políticas y económicas han determinado que no se haya implementado un sistema de consumo domiciliario medido en Mar del Plata y, por lo tanto, que no se cuente con registros de micromediciones y estimaciones sobre el consumo diario por persona. Esta limitación también impide cuantificar el nivel de pérdida de agua entre la producción y el consumo total. En base a diversas consideraciones, OSSE estima que el agua no contabilizada asciende al 40% del total del agua producida (entre ellas, las mediciones informadas por otros prestadores del servicio, el inventario de antigüedad y materiales del sistema de distribución, el nivel de pérdidas observado a nivel superficial).

A partir de estimaciones respecto de:

i) la producción anual de agua,

ii) el porcentaje de agua no contabilizada, en el nivel mencionado del 40%,

iii) un nivel de cobertura de servicio en la zona urbana del 95%,

iv) la población con servicio de agua (incluyendo la incidencia del turismo estable), OSSE estima que durante 2015 se consumieron en promedio 320 litros diarios por persona, lo que implica un aumento de 25 litros respecto de la estimación de 2011 que era de 295 litros.

Cuando esta estimación se realiza considerando las proyecciones de población del Partido provistas por el Departamento de Información Estratégica del Municipio que se utilizaron en el resto del presente documento, el promedio de turistas estables estimado por el EMTUR que se indica en el capítulo sobre Turismo, la distribución entre población urbana y rural que resulta del Censo Nacional de Población y Vivienda del 2010 y la cobertura informada por OSSE, la estimación resultante para 2015 ascendería a 350 litros por persona por día

. Esta cifra es una aproximación, y debería ajustarse para considerar i) el consumo no domiciliario de

agua, ii) alguna estimación del impacto de distintos niveles de producción y consumo sobre el porcentaje de agua no contabilizada en cada mes7

. Para poner en contexto el indicador, cabe recordar que el consumo promedio de

agua es de unos 350 litros diarios por persona para Europa y de 500 en Estados Unidos (Mérida, 2014).

Coment� la nota