Un tema abortado en la campaña.

Las definiciones no abundan en las plataformas, pero Página/12 consultó a los postulantes. Scioli, De Narváez y Macri se oponen a la legalización, mientras Stolbizer, Sabbatella y Solanas están a favor, al igual que el PS porteño y los partidos de izquierda.
La legalización del aborto se ha convertido en un tema tabú para el Congreso, a pesar de las decenas de proyectos presentados por legisladores de diferentes extracciones políticas que nunca llegaron al recinto. Tampoco es uno de los ejes de debate en la campaña electoral, donde las definiciones sobre esa problemática escasean en las plataformas partidarias. Página/12 realizó un relevamiento entre los candidatos de los principales frentes electorales para recabar su opinión. Daniel Scioli, Francisco de Narváez y Mauricio Macri se oponen a la despenalización, Margarita Stolbizer considera que hay que "avanzar" en ese sentido aunque la plataforma del Acuerdo Cívico y Social no lo contempla. Martín Sabbatella y Fernando "Pino" Solanas están a favor de la legalización, al igual que los socialistas porteños y la mayoría de los partidos de izquierda. Carlos Heller propone la realización de una consulta popular.

El tema divide aguas entre quienes proponen terminar con los abortos clandestinos como una de las principales causas de muerte entre las mujeres y quienes plantean objeciones religiosas o de conciencia. La misma discusión que atraviesa a casi todo el arco político.

Para el oficialista Frente Justicialista para la Victoria, la postura es en contra de la legalización, aunque en su seno convivan varias diputadas que militan a favor de la despenalización. La posición la fijó la propia presidenta Cristina Fernández cuando todavía era candidata al sillón de Rivadavia. "Siempre me he definido en contra del aborto", dijo la entonces candidata, y señaló que no cree que "los que abogan por la despenalización estén por el aborto", lo que consideró "una simplificación". En el mismo sentido se pronunció el gobernador bonaerense y candidato oficialista ante la consulta de Página/12: "Estoy en contra del aborto. Concuerdo con lo establecido por nuestro Código Penal, que protege la vida desde la concepción y en todas sus etapas, sin descuidar la salud de las madres", dijo Scioli.

El macrismo y sus aliados coincidieron también en fijar posición contra la legalización. "Estoy en contra del aborto, éste no puede ser un derecho ni parte de una decisión personal. El derecho es y debe ser siempre el derecho a la vida. Debemos trabajar en la prevención, impulsando programas y campañas de educación sexual y reproductiva, especialmente en los adolescentes", señaló De Narváez a este diario. El PRO expresó la misma postura. "Entre nuestros diputados hay libertad de conciencia sobre este tema, sin embargo, todos coincidimos en dos puntos centrales: trabajar fuertemente en la prevención de los embarazos no deseados y en el acompañamiento del Estado a las madres adolescentes. Estoy en contra del aborto. Defiendo los derechos humanos de los más indefensos, las niñas y niños por nacer que no tiene voz", afirmó a este diario Paula Bertol, diputada, candidata y reconocida militante católica.

En declaraciones periodísticas, Margarita Stolbizer afirmó que "hay que ir en camino de la despenalización. Es un tema en el que he presentado proyectos para comenzar despenalizando lo que tiene que ver con el aborto producto de una violación y abrir una discusión muy profunda. Ninguna mujer está a favor del aborto. De lo que estoy en contra es que se considere un delito". Sin embargo, en la Coalición Cívica y en el radicalismo hay posturas encontradas. Diferencias que se saldaron en la redacción de la plataforma del ECyS exigiendo sólo "la aplicación plena del artículo 86 del Código Penal sobre abortos no punibles".

Dentro del espacio de centroizquierda, las definiciones son mucho más claras a favor de la despenalización. "Si, estoy a favor de la despenalización, respetando la libertad individual en el marco de la contención integral de adolescentes y sectores vulnerables, en conjunto con políticas de prevención", respondió Pino Solanas, candidato de Proyecto Sur. "Estoy a favor de la despenalización y del derecho de la mujer a decidir. Hay que terminar con el aborto clandestino que es la principal causa de muerte entre las mujeres", dijo a Página/12 el candidato del bonaerense Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella.

Para Aníbal Ibarra, de Diálogo por la Ciudad, "hay que avanzar en la despenalización" porque "la problemática del aborto no se resuelve con el Código Penal. No puede tratarse como delincuente y enviar a prisión a la mujer que se practica un aborto. Hoy en la Argentina el aborto está ‘permitido’ para los que tienen recursos económicos. Se lo pueden hacer sin inconveniente alguno. Los que no los tienen lo hacen en cualquier lado y de allí la gran cantidad de mujeres humildes que mueren por infecciones post aborto". En cambio, el candidato oficialista Carlos Heller aseguró que "un tema tan delicado merece un gran debate y la difusión masiva de las posturas para que la ciudadanía defina a través de una consulta popular si se despenaliza o no".

Los socialistas porteños (que no se sumaron al ACyS) son quienes establecieron en su plataforma mayores precisiones a favor de la despenalización. El Partido Obrero y los frentes de izquierda que aglutinan al PTS, MAS e IS, por un lado, y al MST y el MIDJ, por el otro, también incluyeron en su plataformas la "legalización" e hicieron propia la consigna "anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir". Para Luis Zamora (AyL), es necesaria una "inmediata investigación para corroborar los numerosos informes médicos que indican que el aborto es practicado por millones de mujeres y su penalización determina que se efectúe en condiciones que multiplican los riesgos de vida de las mujeres", para luego determinar el cambio de la legislación vigente.

Comentá la nota