Tello comenzó el año con un embargo de $ 300.000

En esta oportunidad, se trata de un pleito contra el municipio que viene desde la época de la Alianza. Sin embargo, la gestión Tello ha logrado bajar el déficit mensual que tenía cuando asumió a niveles casi inexistentes. Prometen volcar más recursos a obras públicas.

Al parecer, la herencia de varias gestiones se hizo y se hace sentir a medida que pasan los días en el municipio de Chimbas. En estos primeros días de enero, inclusive cuando el poder judicial está de feria, los abogados de las partes demandantes no se tomaron vacaciones y las cédulas de notificación de embargo continuaron llegando al municipio.

“El otro día ingresó una nueva demanda por $300.000 originada en el gobierno de la Alianza. Esto surgió, tengo entendido, por un reclamo indebido de fondos. Bueno, ingresó esa demanda y ya veremos cómo resolvemos este tema”, aclaró Tello.

Concretamente, el intendente tenía en claro cuál era el motivo exacto del planteo, ya que la demanda era muy nueva, pero lo que sí aclaró es que la etapa de acuerdos extrajudiciales continuará. Durante todo el primer año de gestión, Mario Tello debió afrontar una catarata de embargos, principalmente originados en las gestiones de José Camacho y Eduardo Atampiz, lo que le insumió casi el total de las fuerzas de su equipo. Hoy, según aclara el jefe comunal, la mayoría de los embargos que recaen en contra de las cuentas del municipio, han sido abordados y en su mayoría arreglados sus pagos. “Los que tienen sentencia firme, hemos logrado acordar cronogramas de pago y los que todavía no están firmes, estamos viendo la posibilidad de lograr revertir esas situaciones”, dijo Tello.

Respiro financiero

Luego que pasaran algunos meses de gestión y Tello se empapara de la realidad en la que encontraba el municipio, dijo que se iba a tomar un año para poder sanear las finanzas. Al parecer, esto se cumplió y la mayor cantidad de fuerzas fueron volcadas a poder poner en caja al municipio.

Concretamente, Mario Tello manifestó: “Hemos llegado, en la actualidad, a un déficit de $100.000 mensuales, siendo que cuando comenzamos la gestión teníamos un déficit de $3.900.000. Hoy tenemos un presupuesto saneado que nos permite tener partidas destinadas a obras públicas, tener partidas destinadas a la ejecución de pavimentos, tener partidas destinadas a la ejecución de veredas, de cunetas que es lo que está esperando el vecino. Este saneamiento nos permitirá tener una previsión de 34 obras. Es decir, una obra por mes que nos resta de gestión al frente del municipio de Chimbas”, aclaró.

Para poder lograr esa reducción, se utilizó un gran porcentaje de los fondos asignados por coparticipación municipal. Además se pidió ayuda a la Provincia, para poder ocupar bonos de consolidación de deuda, con el fin de poder hacer frente a deudas exigibles inmediatamente, por los acreedores. En definitiva, se descuidaron la mayoría de las áreas, para sanear el tema

Comentá la nota