Telemedicina: un servicio que llega a Misiones y aseguran se va a extender

Telemedicina: un servicio que llega a Misiones y aseguran se va a extender

La tecnología de la información también llegó a la consulta médica. Los beneficios y desventajas, según diferentes opiniones. Aún no hay marco regulatorio.

La tecnología cambió la formas de comunicación entre las personas en los últimos años. Y el teléfono celular es el indiscutido protagonista, tanto, que es difícil pensar hoy una jornada “normal” sin este dispositivo. Estos cambios también están llegando a espacios donde, hasta hace pocos años, era difícil de imaginar, como la consulta médica.

Aunque el Ministerio de Salud Pública de Misiones aún no tiene previsto implementar un programa de videomedicina que conecte a los médicos con sus pacientes, desde hace ya más de cinco años los profesionales trabajan en redes de interconsulta y conferencias con los centros de referencias del país.

“Tenemos, por ejemplo, una red de interconsulta entre el hospital de Pediatría y el Garrahan, a través de la cual los profesionales se consultan casos específicos. A veces, en estas interconsultas pueden estar los pacientes pero los que participan son los médicos especialistas”, detalló a PRIMERA EDICIÓN el subsecretario de Recursos Humanos de Salud Pública, Rodolfo Fernández Sosa.

Telemedicina

Los que sí empezaron a recibir servicios de videoconferencia o videoconsultas con médicos son los pacientes beneficiarios de algunas prepagas y obras sociales, como Medife y Osde.

En el caso de Medife, anunció a sus afiliados que cuentan con el servicio “Cam Doctor” a partir de este mes, lo que les permite acceder a una videoconsulta médica a través de la página web institucional. Este servicio está disponible de lunes a viernes hábiles de 9 a 19, para consultas de clínica médica y pediatría. No se utiliza en caso de urgencias o emergencias.

Por su parte, desde 2016, Osde cuenta con la Unidad de Asistencia Remota (UAR), que ofrece un servicio 7×24 (todos los días de la semanas, las 24 horas).

“La distancia ya no es un impedimento para la atención médica y el cuidado de la salud. Osde implementó la UAR, gracias a la cual la telemedicina es una realidad. Un claro ejemplo de ello se dio con un joven paciente con fibrilación auricular de alta respuesta ventricular, al que se le pudo realizar el diagnóstico por medio de monitores multiparamétricos y se decidió comenzar el protocolo de tratamiento antes de su traslado. El paciente llegó a destino con la arritmia revertida. De otra manera se habría comenzado a medicar una vez arribado, varias horas después y con un pronóstico más reservado”, detalló el gerente médico de filiales de Osde, Gabriel Barbagallo.

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, precisó que “arrancamos con la telemedicina en 2016 con una sola empresa, hoy llevamos un poco más de dos años y sumamos varias empresas”.

En tanto, en Misiones, según confirmó la gerente de esta Filial de Osde, Marta Sterrantino, “iniciamos las conversaciones con las empresas en 2017 y ahora estamos desarrollando los espacios para el acceso a las consultas tanto en empresas como en los centros de atención personalizada de Osde. Lo tendremos operativo a partir de 2019 y obviamente se realizará con la participación de médicos de la provincia”, confirmó.

Según explicó Barnagallo, la telemedicina requiere que el paciente acceda a dispositivos tecnológicos de baja complejidad, “sólo se necesita, para acceder a este servicio, una cámara conectada a la Web que pueda transmitir imagen, sonido y datos. No tienen que ser iguales ni la marca ni el modelo. La telemedicina se puede hacer por cualquier canal. A veces sucede que en una comunicación la transmisión es perfecta y en otras puede haber un inconveniente técnico por estar en un lugar de mucha hostilidad climática y se termina comunicando por cualquier vía. El secreto es el proceso de asistencia a distancia más que el formato. En nuestro caso, en general, son sistemas que permiten transmitir imagen, audio y datos”, indicó.

Pro y contras

Los defensores de la telemedicina destacan entre sus ventajas la de proveer la posibilidad de acceder a un profesional médico desde cualquier lugar, evitar desplazamientos y costos de traslado hasta el consultorio, evitar la sala de espera y los posibles contagios, evitar largas esperas de las visitas del especialista a domicilio, prevenir el autodiagnóstico, brindar atención a consultas médicas los 365 días del año, seguridad sobre información sensible del paciente.

No obstante, muchos plantean la falta de diagnóstico clínico físico real, el no contacto en el espacio médico- paciente, como una carencia muy importante difícil de llenar. Al respecto, Fernández Sosa, indicó “hay que ver qué tipo de consultas se pueden hacer por videollamada porque el examen físico clínico, que es muy importante para llegar a un diagnóstico, faltaría en este tipo de comunicación”.

Para el presidente del Colegio de Médicos de Misiones, Luis Daniel Flores, el avance de la tecnología es inevitable y estos nuevos usos requieren normativas claras para dar seguridad tanto a los pacientes como a los profesionales médicos.

“El uso de la tecnología de comunicación sigue en claro avance y tenemos que ser conscientes que cada vez habrá mayor presencia tecnológica tanto en la medicina como en el resto de las actividades humanas. Incluso se está hablando de un posible reemplazo del humano por un robot, aunque personalmente no lo creo porque la medicina es una ciencia conjetural. Sin embargo, también creo que la robotización ayudará a mitigar los errores humanos”, aseguró Flores.

Flores indicó que la “rapidez” es uno de los beneficios de la telemedicina, “el paciente no tiene que moverse de su casa, puede hablar con su médico sin pasar por la sala de espera”. A su entender, la telemedicina comenzará con los casos más simples pero “será solo el principio, creo que se viene con todo, con los casos simples y más complejos”.

Según indicó el profesional, las redes sociales ya impactaron en la relación médico- paciente, “hoy en día, los médicos recibimos muchas consultas de nuestros pacientes por whatsapp. Tienen un síntoma y te consultan enseguida y uno los puede controlar. Eso, a diferencia de lo que muchos creen, no evita el contacto con el médico, porque uno está al tanto y los llama cuando considera necesario verlos. O, por el contrario, les explicamos que lo que les está pasando es normal, que no se preocupen”.

Sin marco regulatorio

Para el presidente del Colegio es imposible frenar este avance pero urge “ver cómo se implementan estos cambios, tanto para los profesionales médicos que estarán detrás de los dispositivos tecnológicos como de los pacientes a distancia. Nada está normatizado hasta el momento, ni qué responsabilidad legal tiene este tipo de servicio o la responsabilidad civil del médico que, en este caso, no tiene contacto con el paciente”.

También Barbagallo advirtió la necesidad de regular la actividad e indicó que Osde y otras doce empresas de salud constituyeron recientemente la Asociación Civil de Telemedicina de la República Argentina (ACTRA), de la que es presidente, “uno de los principales objetivos es trabajar con los organismos correspondientes pata regular todos los aspectos relacionados a la telemedicina o telesalud. También deberán definirse estándares de calidad”.

Al ser consultado sobre el escenario futuro que imagina, Barbagallo opinó que “la telemedicina en un futuro inmediato se va a extender, y habrá que estar preparado para ello, y por eso es importante que su ejercicio esté regulado, que esté protegido y que se haga bajo estándares de calidad”.

Coment� la nota