Los teléfonos públicos, en un estado lamentable.

Los teléfonos públicos, en un estado lamentable.
Se puede ver una buena cantidad en la zona céntrica de nuestra ciudad, Justa Lima, Rivadavia, 19 de Marzo, y en Plaza Mitre, por citar algunos ejemplos; pero se encuentran en un estado que no es el óptimo. Además, ya prácticamente no son utilizados.
Es obvio que un teléfono público te puede sacar de un apuro si te encontras en la calle de madrugada, no tenés crédito en tu celular y las telecabinas se encuentran cerradas. Pero todo cambió.

Para lo único que se acostumbra a utilizar el teléfono público en este momento, es para que los niños se fijen si no quedó alguna monedita perdida adentro, o sólo para dañarlo, ya que en la ciudad, practican a dañar las cosas que en algún momento la vamos a tener que utilizar, y son servicios prestados para el bien nuestro. Pero no nos damos cuenta de esas cosas.

Mal estado

Caminando por las calles de Zárate se puede observar el estado pésimo de los teléfonos.

Una vecina, Cristina (50 años), le dejó a nuestro periodista un comentario al respecto: “Para mi, sí son necesarios los teléfonos públicos, porque las personas grandes que no usamos celular, se hace imperioso su uso. Con la existencia de tantos celulares, ya no se emplean, y los que hay, están rotos. Hoy escuche en la TV que los querían retirar, me parece incorrecto”.

Es de conocimiento público que actualmente mucha gente dispone de celular, y los prefiere por comodidad. En nuestra ciudad hay varias cabinas telefónicas, locutorios, que con pocas monedas se pueden realizar llamadas a cualquier lado.

Los servicios telefónicos públicos, son un tema preocupante para la inseguridad por estar ubicados en la calle, y en este momento hay que tener cuidado de cualquier cosa.

Aquí, son contados con los dedos de la mano los que se encuentran en un buen estado, ya que lamentablemente no hay ninguno; o porque le arrancaron el tubo, o porque no andan los botones, o porque le tiraron líquido encima, o porque ¡Sacaron el teléfono entero!

Son necesarios, pero hasta que la comunidad no tome conciencia de cuidar lo que finalmente es de uno, nunca se va a poder tener un teléfono en un estado correcto, y menos ahora, que ya casi no se utilizan.

Comentá la nota