Teléfono para dirigentes

Dady, el masajista de la Selección, aclaró que aunque conoce bien al Gusano, no le encargó vigilar a Messi. "Hasta Leo se sorprendió al verlo como su custodio", dice.
El popular juego del Gran Bonete consiste en pasarse responsabilidades unos a otros sin que se sepa nunca quién es el responsable de determinado hecho. En esa tarea están ahora todos los que tienen que ver con la Selección, intentando despegarse de un escándalo que ya es internacional y fue reflejado en primera plana de los diarios deportivos españoles: haber puesto como custodio de Lionel Messi a uno de los más violentos barras de la Argentina. Como denunció Olé en su edición de ayer, quien hizo el trabajo de "cuidar" a la estrella del Barcelona a su llegada a Ezeiza fue Ariel Pugliese, alias Gusano, jefe de la fracción Los Perales de los violentos de Nueva Chicago, que fuera en su momento investigado por el crimen del hincha de Tigre, Marcelo Cejas, y que estuvo involucrado en incidentes entre barras con armas de fuego.

Algunos arguyeron que la conexión de Gusano con la Selección podía provenir del masajista del equipo, Dady, que cumplió igual labor en el club de Mataderos en la década pasada. Pero Dady salió con los tapones de punta. "No sé quién quiere tirarme este fardo a mí. Lo conozco a Gusano, es cierto, porque estuve del 90 al 97 en Chicago. También es verdad que una vez ingresó al predio de la AFA para sacarse fotos con los jugadores, entre ellos Messi. Pero desde ese momento no tuve más contacto con él. Yo no lo mandé a Ezeiza y sé que Lionel tampoco pidió por él, de hecho estaba sorprendido de verlo en el aeropuerto haciéndole de Seguridad", le dijo el masajista a Olé.

La AFA por el momento no emitió opinión oficial sobre el tema pero quién sí salió a hablar fue Antonio Ortiz, el tío de Marcelo Cejas, el hincha de Tigre asesinado el 25/6/07 en el partido de vuelta de la Promoción que mandó a Chicago a la B Nacional.

"Ver a este sujeto en esa situación es algo que indigna y que no se puede explicar. Por el crimen de Marcelo, el comisario Morales a cargo de la división Conductas Delictivas de la Policía Federal nos dijo en su momento que investigaban al Gusano y que habían allanado su domicilio pero se había fugado. Después la Justicia no encontró pruebas, pero todos sabemos que era uno de los jefes de la barra que desató esa tragedia", dijo Ortiz al canal de cable TN.

Lo cierto es que la indignación es de todo el mundo. Y que los barras están demasiado cerca del mundo AFA. Cosa que esta vez, quedó al descubierto.

Comentá la nota