Una voz en el teléfono de Curto y Cariglino.

El titular del PJ se comunicó con los jefes comunales de Tres de Febrero y Malvinas Argentinas, que se mostraron remisos a candidatearse como concejales. Les dijo que no era una obligación. Kirchner prepara su lanzamiento en La Plata.
Néstor Kirchner llamó ayer por teléfono a Hugo Curto y Jesús Cariglino. A los dos les transmitió el mismo mensaje. Les dijo que la propuesta de que los intendentes se postulen como primer candidato a concejal será aplicada sólo donde los jefes comunales lo consideren conveniente. Que la alternativa se implementará según la realidad política de cada municipio. El jueves, Curto y Cariglino habían levantado su voz contra la idea de las "listas testimoniales", como se bautizó a la iniciativa de que los jefes comunales encabecen la boleta de concejales. "No me parece una buena idea para un caso como el nuestro", había dicho Curto a Página/12. Kirchner dedicó buena parte del feriado de Viernes Santo a realizar llamados a dirigentes del peronismo. En las conversaciones telefónicas, el titular del PJ adelantó que ya tiene decidido dónde será el lanzamiento de su candidatura a diputado. El acto será en el Teatro Argentino de La Plata, una suerte de cábala para el kirchnerismo, donde la presidenta Cristina Fernández lanzó sus campañas a senadora y a Presidenta.

Ambos intendentes de la primera sección electoral, Curto (Tres de Febrero) y Cariglino (Malvinas Argentinas), habían sido los únicos caciques del conurbano que se pronunciaron contra la alternativa de presentarse como concejales. Aunque Curto y Cariglino lo hicieron público, otros intendentes también recibieron con desagrado la propuesta de encabezar las listas distritales. En esos casos eligieron el silencio, pero de cualquier manera hicieron llegar su disconformidad al presidente del PJ bonaerense, Alberto Balestrini. Ayer, tras completar un relevamiento de cómo venían las opiniones entre los jefes comunales, Kirchner hizo circular un mensaje inequívoco. La información causó cierta tranquilidad. "El tema se va a resolver llegado el momento. Que cada intendente decida lo que quiere hacer", aclaró el santacruceño. La consigna de postularse como primer candidato a concejal había surgido de los intendentes Francisco "Barba" Gutiérrez (Quilmes) y Julio Pereyra (Florencio Varela).

Hasta ahora, el principal respaldo que cosechó la idea de las "listas testimoniales" proviene de la tercera sección electoral, que equivale al sur del conurbano. La gran mayoría de los 19 intendentes de la sección ya adelantaron su disposición a postularse en el primer lugar de las listas de concejales. "No creo que los intendentes de la tercera den marcha atrás", evaluaron ayer en La Plata, donde hubo varias reuniones de análisis político encabezadas por Scioli. Más allá de los de la tercera sección, la alternativa de que los jefes comunales hagan campaña como candidatos al Concejo Deliberante sumó ayer dos nuevos apoyos públicos. Se trató del intendente de Escobar, Sandro Guzmán, un ex aliado de Luis Patti que se pasó al kirchnerismo, y del intendente de Miramar, Patricio Hogan. "No nos han propuesto nada, pero estamos dispuestos a encabezar las listas. Si nos necesitan, vamos a encabezar", dijo Hogan.

Algunos intendentes siguen sorprendidos por la propuesta de presentarse en la lista de concejales. Es el caso de la mayoría de los jefes comunales de la primera sección, que representa a los municipios del norte y el oeste del conurbano. El martes pasado, los intendentes de esa zona conversaron con Kirchner en Hurlingham, donde el titular del PJ encabezó un acto junto al intendente anfitrión, Luis Acuña. En ese contacto informal con el ex presidente no se habló en ningún momento de la posibilidad de incorporar a los jefes comunales a la lista de concejales. Lo que sí se conoció ese martes, en una visita de la Presidenta a La Matanza donde también estuvo Kirchner, fue la sorpresiva versión de que Scioli podría ser candidato a diputado nacional por el FPV. "Para mí, Scioli es el mejor candidato", dijo ese día el propio Kirchner.

Los intendentes del conurbano están siguiendo con mucho vértigo la evolución de los acontecimientos. A muchos de ellos les pareció una buena idea que Scioli sume su imagen positiva a la campaña más difícil que enfrentó el peronismo bonaerense en los últimos años. Ayer, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, volvió a elogiar al binomio Kirchner-Scioli aunque aclaró que las candidaturas aún no están definidas. "Todavía no está decidido", aseguró. Los intendentes esperan con ansiedad el día en que Kirchner finalmente anuncie el comienzo de su campaña. Ya saben que será en La Plata. En el Teatro Argentino, testigo de tantas cruzadas peliagudas encaradas por el kirchnerismo en los últimos años: la última, la presentación del anteproyecto de ley de Servicios Audiovisuales.

Comentá la nota