Telefónicas y municipios firmaron la paz por las antenas de celulares

El tema es uno de los pocos frenos a la expansión del cada vez más poderoso sector de telefonía móvil, que genera el grueso de los ingresos de las telefónicas
La compleja relación entre las operadoras de celulares y los municipios atravesó ayer un hito, que ilusiona a las empresas con la posibilidad de que desaparezca la amenaza de conflictividad y litigio con cada instalación de una antena de telefonía móvil. La compañías y la Federación Argentina de Municipios (FAM), con el aval de la Secretaría de Comunicaciones (SeCom), firmaron lo que bautizaron como un "Código de Buenas Prácticas", una base de consenso sobre las características y procedimientos que deberán cumplir las firmas al erigirlas y hasta sugiere que los gobiernos comunales unifiquen los ingresos que pretendan percibir por cada construcción. El acuerdo se firmó en el Palacio de Correos, la sede actual de la SeCom, y fue encabezado por el titular de esa cartera, Lisandro Salas, lo que tiñó de oficial a lo que podría parecer como una mera formalidad.

El convenio no es vinculante, no tiene ninguna norma que lo respalde y está debilitado por una gran ausencia: la de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (que tiene 800 antenas y desde este año recaudará por ellas $ 12 millones), que no responde a la figura de municipio y está alejada de la FAM. Y, sin embargo, es todo un cambio, si se recuerda que cuando la telefonía celular comenzó a masificarse, el interés recaudatorio y las denuncias por presuntos efectos de las antenas en la salud de la población paralizó algunos proyectos.

"Este es un momento importante para trabajar sobre la problemática de la telefonía celular", fueron las palabras que eligió Salas –las primeras que se le escucha pronunciar en mucho tiempo– para introducir el tema. El secretario explicó que, para la cartera que conduce, fue un facilitador "llegar a esto sin que tuviera que ser una decisión unilateral del regulador". De hecho, trascendió que el tema comenzó a cobrar forma en un viaje que realizaron Salas y el titular de la FAM, el intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, a España, cuyo Código tomaron como base.

El texto –que aún tiene que pulirse– prevé entre otras cosas la creación de una ventanilla única para los trámites de habilitación de antenas; que las nuevas instalaciones deberán adaptarse al entorno para evitar el impacto visual y que los operadores presentarán a cada municipio un plan anual de despliegues. Además, incluye un ordenanza modelo para que sea replicada por los consejos deliberantes de los municipios que adhieran. En el país hay unos 2000 municipios y la FAM tiene representatividad confirmada en unos 600 de ellos.

En la larga mesa de representantes de los distintos sectores, el titular de Movistar, Federico Rava, señaló que el código atiende a una "problemática histórica" y que servirá para "realizar inversiones y poder dar más servicios". Pereyra manifestó que las diferencias sobre las antenas es uno de los factores por los cuales "el servicio no está llegando a todos lados".

Comentá la nota