Telefónica invertirá $ 2.100 millones con un ojo puesto en la suba de tarifas

La filial local de la compañía había comprometido inversiones y retirado una denuncia contra el Gobierno a cambio de nuevos cuadros de precios, sin éxito
La filial argentina del Grupo Telefónica decidió despedir 2009 con todo. Ayer, su presidente, Eduardo Caride, anunció que durante 2010 la compañía invertirá $ 2.100 millones, un 30% por encima del total desembolsado este año.

De acuerdo con lo expresado por el ejecutivo, esos fondos "se destinarán al crecimiento de la capacidad de internet móvil y la penetración de la banca ancha".

El anuncio, si bien es importante, se lo puede interpretar como algo más que un simple comunicado, sino también como la intención de la empresa de hacer buena letra.

Es que Telefónica intentó este año aceitar los engranajes para lograr un aumento de las tarifas de telefonía fija de cara al futuro, aunque sin mayor suerte.

Como muestra de "cordialidad" –y siempre con el claro objetivo de llegar a un entendimiento por fuera del ámbito judicial–, Telefónica retiró el 24 de septiembre de este año una demanda presentada contra el Gobierno ante el Ciadi, debido a la congelación de tarifas decretada en 2002. Con esto, se esperó mejorar el nivel del diálogo, aunque sin éxito.

Esto formó parte de un "acuerdo de entendimiento" al que arribaron la empresa y el Gobierno en 2006, y que, entre otros, modificaba los costos de las bandas horarias. Además, la empresa se comprometió a realizar inversiones. Ayer, al referirse a la posibilidad de que se modifiquen los cuadros tarifarios, Caride prefirió la mesura. "Es una cuestión exclusiva del Gobierno", sostuvo, y consideró que "hay otros servicios públicos que están en situaciones más comprometidas".

El plan de inversión

Al explicar la necesidad de la compañía de invertir en el progreso tanto de internet móvil como de banda ancha, Caride expresó que "durante este año nuestros clientes aumentaron su demanda de servicio de comunicaciones, tanto en cantidad como en diversidad".

Además, sostuvo que la firma persigue el objetivo de alcanzar el liderazgo en cuanto a la penetración en el mercado de la banda ancha. "Vamos a empujar la fibra óptica hacia todos los sitios donde hay antenas celulares", aseveró.

Confiado en esta estrategia, consideró que para el año que viene la empresa maneja proyecciones que dan cuenta de un crecimiento que rondará el 15 por ciento.

Consultado acerca de uno de los puntos más álgidos de la Ley de Medios, la posibilidad de que las empresas de telefonía ofrezcan el servicio conocido como triple-play (a través del cual pueden ofrecer televisión por cable, Internet y servicio telefónico), Caride se mostró resignado y descontento a la vez. "Al comienzo, cuando el proyecto se empezó a discutir, estaba permitido. Luego el Gobierno lo sacó; no se qué pasó en el medio", manifestó el directivo.

En los primeros nueve meses de este año Telefónica Argentina obtuvo ganancias por u$s 64 millones, un 6,8% por debajo del mismo período de 2008.

Comentá la nota