Telefónica detectó cinco cortes intencionales de la fibra óptica dentro de la provincia

De acuerdo a la información suministrada desde la empresa Telefónica de Argentina se detectaron cinco cortes intencionales en la red de fibra óptica en tres ubicaciones diferentes: dos al norte de Río Grande, otros dos hacia el sur de la ciudad, y una quinta en cercanías de Tolhuin.
Los cortes son ajenos a la firma, indicaron, por lo que se está ante la presunción que hayan sido intencionales del cable que recorre a lo largo la ruta 3. Esto trajo aparejado diversos problemas ya que no sólo se vio afectado el servicio de Internet, sino también la telefonía móvil de algunas empresas y el uso de tarjetas de débito y de crédito.

"Los mismos fueron realizados a la madrugada por terceros ajenos a la compañía. Una vez detectados los daños, la empresa dispuso un operativo especial con su personal técnico, para el pronto restablecimiento. Este incidente afecto el servicio de banda ancha en las zonas de: Laserre, Monte Gallinero, Río Grande, Tolhuin, Ushuaia y Valle del Río Pipo", sostiene el comunicado difundido desde la empresa.

De confirmarse la intencionalidad del hecho, no hará otra cosa que rememorar los días previos a las elecciones provinciales de 2007, cuando personas que nunca fueron identificadas, cortaron la fibra óptica en distintos puntos de la provincia para evitar que se difundiera por Internet un video grabado que comprometía a una candidata por ese entonces.

Si bien hubo inconvenientes en los cajeros autmáticos también, desde el Banco de Tierra del Fuego informaron que a pesar del corte de las comunicaciones, la red de cajeros automáticos de la entidad siguió operando con normalidad.

Su vicepresidente Rubén Bahntje, explicó que "el Banco

posee un sistema de comunicaciones que permite que ante la salida de

servicios del enlace provisto por la empresa Telefónica de Argentina, el

tráfico de comunicaciones de los cajeros se canalice a través de enlaces

satelitales".

En declaraciones a Radio Fueguina, el funcionario reforzó la sospecha que el daño fue intencional y su certeza de que tenía como objetivo impedir que los empleados públicos pudieran cobrar sus haberes, cuyos montos habían sido acreditados en el sistema de cajeros automáticos del Banco pocos minutos antes del primer corte detectado (cerca de las 02:00 del jueves).

"Una vez que los cajeros comenzaron a reflejar la acreditación de haberes, sabotearon la red de telefonía, sin saber que el banco está preparado para este tipo de contingencias", apuntó Bahntje, haciendo referencia a la decisión del Gobierno de abonar los sueldos y separar a directores, luego que el paro de trabajadores en Haberes impidiera pagar los sueldos.

Comentá la nota