TELEFE EN QUILMES Vecinos del barrio El Emporio del Tanque piden ayuda

Se trata de seiscientas familias que viven en un predio privado, que tomaron hace seis años. Sin agua ni luz. Y todavía sin las prometidas seis canillas comunitarias durante los reclamos del mes de Julio pasado.
Ahora, buena parte de la tierra permanece inundada luego de las últimas lluvias. La situación, conocida a nivel local, apareció ayer por la noche y este mediodía en Telefé.

Se calcula que en el lugar, actualmente viven 600 familias y está situado entre el Camino General Belgrano, las calles Rodolfo López y República del Líbano y el arroyo Las Piedras. El municipio dice que se trata de un predio privado. Los vecinos dicen que la Comuna se hizo cargo de las tierras y que el predio está bajo la órbita del Consejo de tierras. La secretaria de Obras públicas apuntó a la mesa de trabajo con los vecinos como la forma de encontrar soluciones.

Desde el gobierno de Quilmes se dijo que el problema radica en la cuestión del terreno. La expropiación no avanza porque la Provincia dice que esas tierras no pueden comprarse, debido a que están contaminadas y no se puede vivir ahí.

Alguien se tiene que hacer cargo de la remediación del terreno. Eso lo va resolver la Justicia.

En este sentido, cabe recordar que la empresa El emporio del Tanque es una de las alrededor de 20 que vienen siendo acusadas por contaminar por el Juez Arias, de La Plata, el mismo que mantiene parcialmente clausurada la Papelera Quilmes.

Además de ese juicio, hay otro. El que inició la empresa para desalojar a los vecinos. Mientras tanto, tenemos que avanzar con la regularización de los servicios básicos, como el agua y la luz.

HACIENDO HISTORIA

Nosotros tomamos estas tierras en el 2003; el municipio se hizo cargo y le cedió el tema al Consejo Comunitario de Tierras y Viviendas, con el objeto de hacer un barrio programado.

Tomamos una parte de las 25 hectáreas, y en el 2005 llegaron a un acuerdo para comprar esas tierras a la empresa El Emporio del Tanque, explicó José María Paz.

Un día nos levantamos -añadió Ramona Rodríguez- y toda la parte de atrás del predio estaba tomada; hoy en día la zona está superpoblada, al punto de que al fondo no llega ni la luz ni el agua.

Entendemos la necesidad de todos, pero primero está la regularización de la tierra, porque si no se logra esto, seguiremos todos conectados en forma clandestina.

En el 2006 el gobernador Solá vetó la ley de expropiación por falta de recursos, por lo que los vecinos fuimos hasta la Legislatura para volver a levantar la ley de expropiación.

Formamos una institución a pedido de las autoridades, y le pusimos de nombre Barrio Instituciones Unidas, que yo presido. En Provincia nos aclararon que no iban a comprar tierras que estuvieran contaminadas, por lo que pedimos un estudio de suelos; se analizaron 47 muestras, y se determinó que hay partes que sí están contaminadas, y partes que no.

Pero el problema de fondo es que la Provincia no tenía dinero. Pasaron unos años, hasta que asumió la administración de Francisco Gutiérrez, quien se comprometió a llevar adelante la gestión de expropiación en Provincia.

Comentá la nota