En su Tedeum el obispo Poli pidió esfuerzos para erradicar la pobreza

(Arata) - El obispo de La Pampa, Mario Poli, sorprendió ayer en la primera homilía pública que brindó en el tedeum por el aniversario del 25 de Mayo en la capilla San José de Arata. Poli reclamó, ante las autoridades provinciales presentes, entre ellas el gobernador Oscar Mario Jorge y su gabinete en pleno, "la pronta sanción de una Ley de Educación provincial capaz de incluir a todos los sectores y dar así un nuevo impulso a la iniciación cultural y científica de nuestros niños y jóvenes".
También denunció en un discurso de fuerte contenido social el "escandaloso y creciente consumo de drogas que hace estragos cada vez a más temprana edad" entre los adolescentes y jóvenes. Y agregó que "La Pampa, en sus ciudades y pueblos del interior, no está ajena a este flagelo, y debemos redoblar esfuerzos para preservar a los más vulnerables de la sociedad".

La homilía de Poli desentonó con el perfil conservador de sus antecesores. La máxima autoridad eclesiástica de la provincia rompió con la tradición de discursos no comprometidos con la realidad social de su antecesor Fidel Brédicce, para meterse de lleno en temas políticos, que causaron sorpresa entre varios de los dirigentes presentes en Arata.

Exclusión.

El obispo sostuvo que "una mirada en clave de esperanza nos hace pensar que seremos testigos de un país nuevo, aunque hay un largo camino por recorrer". Consideró que "hay signos alentadores" como el crecimiento en la promoción de los derechos humanos y la madurez en la aceptación del pluralismo "aunque todavía persisten resabios de antiguas intolerancias".

"Entre los desafíos del presente surgen nuevos rostros de la pobreza y la exclusión entre ellos, me refiero al escandaloso y creciente consumo de drogas que hay, que hace estragos cada vez a más temprana edad. Este negocio que parece exitoso, parece no tener límites y viene de la mano con otras formas de degradación humana. Digámoslo sin eufemismos: donde entra la droga, enferma y mata, margina a nuestros jóvenes robándoles lo más preciado de la condición humana, la libertad", dijo Poli.

Educación.

Al finalizar su homilía, el funcionario eclesiástico introdujo un tema polémico. Reclamó "la pronta sanción" de una Ley de Educación provincial "capaz de incluir a todos los sectores y dar así un nuevo impulso a la iniciación cultural y científica de nuestros niños y jóvenes".

"La esperanza esta puesta en una nueva Ley de Educación de La Pampa que dignifique a alumnos y docentes, honre y prestigie a la enseñanza pública en general, con igualdad de posibilidades para todos", dijo.

Comentá la nota