Técnicos bolivianos resaltaron la calidad tecnológica de los CEDEVA

Llegaron a Formosa con el propósito de observar las experiencias que se llevan a cabo en los Centros de Validación de Tecnologías Agropecuarias de la provincia
El propósito de tender un puente de cooperación con la provincia para adoptar la metodología de trabajo y el montaje de toda una amplia y moderna estructura de equipos dotados de la más alta tecnología enmarcada en un plan que tiene a los pequeños productores como destinatarios, fue transmitido por los integrantes de una delegación de técnicos bolivianos que realizó visitas a los CEDEVA de Laguna yema y Misión Tacaaglé.

Todos ellos pertenecen a la Oficina Técnica Nacional del Pilcomayo y el Bermejo (OTNPB) y llegaron a Formosa con el propósito de observar las experiencias que se llevan a cabo en los Centros de Validación de Tecnologías Agropecuarias de la provincia y el impacto económico y social de los resultados de esa tarea a favor de todos los estratos productivos pero en particular de los más pequeños que son los que abundan en Bolivia.

Los ingenieros Nelson Aguilar Rodríguez y Jaime Rodríguez Mallón, jefe de proyectos y técnicos de la OTNPB, y Gerardo Aparicio Espíndola y Nadal Valdez, secretarios ejecutivos de la Central Sindical Única de Comunidades Campesinas de las provincias, son los que estuvieron en la provincia, procedentes de Tarija.

Fueron acompañados en sus giras por el centro oeste y el noroeste del territorio por el presidente de la Comisión Regional del Río Bermejo (COREBE), el ingeniero Edgardo Castellano y el coordinador ejecutivo de los CEDEVA, ingeniero Jorge Balonga.

Los visitantes destacaron el esfuerzo que se viene haciendo desde hace bastante tiempo desde esos centros de validación, sobre todo porque se ha conseguido concienciar acerca de sus objetivos al espectro de productores lugareños habituados a las prácticas laborales tradicionales.

Además, pudieron apreciar en las propias chacras de los productores el cambio cultural que se ha producido y las expectativas favorables que existen para la expansión en cantidad y calidad de sus cultivos con el mejoramiento que ello implica para su calidad de vida en lo económico y social y para la evolución productiva de la provincia en el marco de sus políticas de diversificación.

Las frutas tropicales

El coordinador ejecutivo de los CEDEVA expuso ante los técnicos bolivianos en Misión Tacaaglé donde está en ejecución una iniciativa del gobernador Insfrán orientada hacia el desarrollo de casi 18 mil hectáreas de frutas tropicales con el propósito de incorporar en este sistema productivo a los distintos estratos de trabajadores rurales, explicándose que en gran parte de esa superficie potencial debe ocupar la banana.

En tal sentido, se confirmó que básicamente las metas concretas tienen que ver con el desarrollo de una fruticultura dinámica que rápidamente se adecue a las necesidades del mercado.

Tambien se propicia participar en el mercado interno en primera instancia con las mejores calidades, sobre todo de banana, ananá, papaya y probablemente mango.

Para las etapas futuras se contemplará la posibilidad de fijar la mirada en el mercado exterior, aunque previamente se aspira alcanzar un buen posicionamiento liderando por lo menos el desarrollo de una bananicultura moderna.

Proceso progresivo

Los visitantes supieron que se trata de un proceso progresivo que demandará algunos años de ejecución para lo cual se trabaja con la necesaria regularidad a partir de la disponibilidad de un proyecto bien claro decidido por el poder Ejecutivo y canalizado a través del ministerio de Planificación, Inversión, Obras y Servicios Públicos.

Revel{o que se trata de una emprendimiento concebido desde el concepto de la gestión compartida –de la que forman parte organismos nacionales, provinciales y unidades académicas- que garantiza dinámica a cada una de las facetas del proyecto tanto desde la investigación básica de la Universidad Nacional de Formosa, de la investigación aplicada en los CEDEVA, desde la acción comunitaria del dirigente del PAIPPA zona, desde el delegado del Ministerio de la Producción y Ambiente, es decir toda una red que tiende a dar apoyo y sustentación al pequeño productor en forma organizada como para darle velocidad a todo el proceso de cambio.

Balonga habló con los bolivianos de las pautas innovadoras que el Gobernador plantea con "Formosa 2015" al modelo formoseño para el desarrollo provincial, así como también de lo que esperan lograr los técnicos en cuanto al proceso de transformación frutícola en esa región del noroeste a partir del funcionamiento pleno de la biofábrica.

También del propósito oficial de trabajar con todos los estratos de productores, indicándose que para cada sistema productivo el Gobierno provincial asignará una herramienta para que los que intervengan puedan acelerar y mejorar su capacidad productiva y como resultado directo aprecie el mejoramiento de calidad de sus frutas.

Comentá la nota