"Un techo para mi país" Solidaridad y desarrollo Un banco construye casas para familias carenciadas en Pilar

En el marco del Programa de Responsabilidad Social Corporativa de Santander Río, la entidad bancaria construyó 7 viviendas para familias que viven en situación de pobreza de la localidad de Maquinista Savio. Más de 70 empleados del banco fueron voluntarios.
En el marco del Programa de Responsabilidad Social Corporativa de Santander Río, la entidad bancaria construyó 7 viviendas para familias que viven en situación de pobreza de la localidad de Maquinista Savio.

El proyecto se concretó junto a la asociación civil Un Techo Para Mi País Argentina, con la ayuda de 74 empleados del Banco, que se desempeñaron como voluntarios en la construcción.

Se trata de la segunda serie de viviendas que el Banco construyó en las provincias de Córdoba y Buenos Aires durante el año 2009. Además, por cada casa construida por los voluntarios de Santander Río, el Banco contribuirá con los fondos necesarios para que Un Techo Para Mi País construya en esas zonas una cantidad similar de viviendas con voluntarios universitarios. La colaboración entre la asociación civil y el banco comenzó el año pasado, con la construcción de 10 viviendas en Pilar.

El módulo habitacional es construido a partir de paneles prefabricados por una cuadrilla de empleados voluntarios, con ayuda de la familia beneficiada. La vivienda se encuentra sobre 15 pilotes que la aíslan y protegen de la humedad.

Esta iniciativa de Santander Río tiene como objetivo contribuir con los esfuerzos de toda la sociedad en la lucha contra la pobreza, mediante la construcción de viviendas de emergencia que le permitan condiciones de habitabilidad más dignas.

Un techo para mi país

Un Techo para mi País Argentina forma parte de una ONG latinoamericana de jóvenes voluntarios, con presencia en quince países del continente: Chile, Uruguay, Perú, Brasil, Bolivia, Colombia, El Salvador, Costa Rica, México, Paraguay, Ecuador, Guatemala, Nicaragua, República Dominicana y Argentina. A través de un modelo de intervención propio, trabajan con quienes viven en la extrema pobreza para que logren desarrollarse como comunidad, sin recurrir al asistencialismo, y mediante el esfuerzo conjunto de voluntarios y familias beneficiadas. Más de 5.000 jóvenes voluntarios han participado en construcciones de Un Techo Para mi País Argentina.

El Banco desarrolla asimismo un amplio programa de responsabilidad social corporativa, focalizado en la educación superior y que incluye también proyectos para generación de empleo.

Comentá la nota