Un techo y mucha ilusión

Durante este fin de semana, se estarán construyendo 20 casas en el Barrio La Ilusión, a cargo de 200 jóvenes pertenecientes a la ONG "Un techo para mi País". EL DEBATE habló con Agustín Algorta, director social a nivel nacional sobre este tema tan importante para la comunidad habida cuenta del déficit habitacional que presenta el Distrito.
Desde hace varios días, EL DEBATE está anunciando la construcción de 20 viviendas en La Ilusión, promulgada por la ONG "Un techo para mi País". Durante este fin de semana largo construirán en toda la Argentina 100 casas más, con lo cual llegarán a la totalidad de 900 en lo que es toda la actividad.

EL DEBATE tuvo la posibilidad de dialogar con Agustín Algorta, director social a nivel nacional de la ONG, quien nos comentó que esta actividad "Nace porque hubo jóvenes que vieron una necesidad social de gente que vive en extrema pobreza y que quieren hacer algo para cambiarla, con lo cual no queda otra que decir manos a la obra".

Por otra parte dijo que "Más allá de que faltan políticas públicas integradoras, no es solamente responsabilidad de un municipio o de un gobierno, sino que es responsabilidad de todos cambiar esto y es culpa de todos que esté así. Creo que no sirve echar culpas, sino que tenemos que trabajar todos juntos para mejorar esta situación".

Al ser consultado si con este trabajo que están realizando están molestando al alguien, a algún gobierno, o a alguna institución, Algorta contundentemente respondió que "Creo que si hay alguien a quien estamos molestando es a toda la sociedad, y nos incluimos porque por ahí estamos algo adormecidos y el pesimismo se contagia más rápido, pero lo que le decimos es que con esfuerzo y con trabajo podemos cambiar la realidad", señaló y agregó que "Lo que hacemos es para colaborar y para demostrar que con trabajo se puede salir adelante".

"Durante este fin de semana llegarán a Zárate alrededor de 200 personas, quienes destinadas a la labor en La Ilusión, llegarán desde distintos puntos del país. Mientras que en lo que será el trabajo estarán abocadas 1.100 personas", explicó Agustín Algorta.

Qué pasa con los terrenos

Es importante remarcar que la mayoría de la gente del Barrio La Ilusión está viviendo en terrenos usurpados, por lo cual Algorta responde que "Estamos de acuerdo en que los terrenos en donde nosotros construimos son fiscales y en su mayoría son terrenos privados, pero nosotros construimos donde la gente está viviendo. Nosotros no usurpamos ni queremos que las familias tomen otros terrenos, sino que hay gente donde vive en situaciones totalmente indignas, en algo que no puede llamarse una casa, por eso nosotros actuamos y construimos estas viviendas de emergencias. Nuestro objetivo final es erradicar los asentamientos, por eso luego empezamos a trabajar con planes de habilitación social que pueden ser microcréditos, apoyo escolar, planes jurídicos y de salud, que pueda sustentar a una sociedad, que pueda llegar a un futuro con una vivienda en un terreno regularizado para tener una vida digna", aseveró.

"Siempre se presentan casos de personas que necesitan una vivienda pero no tienen un terreno; nosotros lamentablemente como no podemos adquirir terrenos le decimos que es imposible ayudarlas y por ahí sí, las dirigimos a otras instituciones que puedan hacerlo", indicó.

Es importante recordar que estas viviendas, que son bienes muebles, sólo son abonadas en un 10% por las familias, y que el resto se sustenta con el aporte de las empresas y de los socios de la ONG.

En esta oportunidad, y según mencionó Algorta "Las empresas que está aportando en este programa son: Aerolínea Lan, Santander Río, Easy y Jumbo que están con el tema de donar el vuelto, Teleperformance, Prosegur, CRA, Molinos, y hay varias empresas que han colaborado en las construcciones, pero también con alimentos, además de Zarcam y Chevallier".

Comentá la nota