Los K le dan a Techint con un caño

El Gobierno asegura que tiene detectadas compras de 70 millones diarios a través del Citibank y el Deustche Bank. Le exige a Paolo Rocca la repatriación de 1.800 millones de dólares que Chávez le pagó por la expropiación de SIDOR.Por: Nicolás Wiñazki
Relaciones cambiantes. Cristina y Rocca se elogiaron hace apenas cuatro meses al inaugurar un campus universitario de Techint.

EEl matrimonio presidencial está convencido de que Techint, una de las siderúrgicas más importantes del continente, opera en los mercados argentinos para generar una suba del dólar hasta que alcance los cuatro pesos, situación que el oficialismo quieren evitar, manteniendo el billete estadounidense en la franja que va de 3,40 a 3,45 pesos. Además, los Kirchner se quejan en la intimidad de que la empresa de Paolo Rocca -en algún momento aliada principal en la idea de una nueva burguesía criolla- no quiere depositar en la Argentina los 1.769 millones de dólares que Hugo Chavez va a pagarle por la expropiación de SIDOR, en Venezuela.

El viernes pasado, en la Quinta de Olivos, los Kirchner consiguieron el dato que les faltaba para que la conspiración les cierre del todo: Techint habría comprado 70 millones de dólares a través del Citibank y el Deustche Bank, según contaron a Crítica de la Argentina fuentes oficiales. El informe sobre esas maniobras fue acercado a los Kirchner por los técnicos del Banco Central que monitorearon el mercado a pedido de Olivos. El viernes, el BCRA debió vender 400 millones de dólares para sostener el billete verde en $3,40. “Ese día había poca oferta de dólares y quisieron cagarnos”, se quejó un ministro ante este diario. Techint niega la versión pero admite que las negociaciones con Chávez por SIDOR están trabadas.

Según el relato oficial, Cristina Kirchner fue la que le pidió a Chávez, a través de un llamado telefónico realizado hace pocas semanas, que le exija a Techint que “repatrie” los 1.760 millones de dólares que obtendrá del Estado venezolano por SIDOR. La Casa Rosada quiere capitalizar ese retorno de capitales al país. Puede ser anunciado como una “llegada de inversiones”, a la vez que ayudaría a mantener estable el precio del dólar: la entrada de esa cantidad de billetes norteamericanos serviría para atenuar la corrida cambiaria. La empresa había anunciado que invertiría 1.200 millones de dólares para ampliar su producción de acero. Eso le aseguró a la Presidenta el director de Techint, Luis Betnaza, durante la reunión que mantuvieron hace quince días en Olivos junto a otros empresarios, como el banquero Jorge Brito (Banco Macro), Eduardo Eurnekian (Aeropuertos Argentina 2000) y el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Juan Lascurain.

La relación entre la Casa Rosada y Techint es ambivalente. El Gobierno intenta mantener una alianza estratégica con la empresa, pero chocó varias veces con ella, como cuando los responsabilizó de haber sobornado a la empresa Skanska. En junio, Cristina encabezó el acto de inauguración de un campus educativo de Techint, en Campana. Ese día la Presidenta elogió de manera elocuente a la siderúrgica: “Son un ejemplo para el país”. Se ve que ya no piensa igual.

La empresa desmiente

Voceros de Techint consultados por Crítica de la Argentina descartaron por “disparatada” la versión oficial sobre sus presuntos movimientos financieros y el complot para frenar su negociación con Venezuela. “Nosotros estamos esperando hace tres meses que Chávez cumpla con lo que acordamos y queremos que sea lo más rápido posible”, dijeron. “El compromiso con el Gobierno es traer toda la plata a la Argentina y lo vamos a hacer”, agregaron. Desde el grupo también subrayaron que cuando la firma de los Rocca gire al país los dólares que le pague Venezuela para ampliar su capacidad productiva acá, no los cambiará inmediatamente por pesos porque la inversión llevará entre dos y tres años. “No es dinero que pueda mover el mercado en una o dos semanas”, destacaron. Aunque los voceros se negaron a dar detalles sobre su operatoria en el mercado de cambios, en el sector siderúrgico dudan de que Techint haya comprado divisas en Buenos Aires. Su operatoria habitual es la inversa: las venden porque sus ingresos provienen mayoritariamente

del exterior.

Comentá la nota