Techint aplicará reducción de jornada y de salarios al personal jerárquico

En plena crisis con el Gobierno por el plan de nacionalizaciones venezolano, el grupo sigue evaluando estrategias para reducir costos. El plan será voluntario
En su discurso inaugural, Barak Obama valorizó al trabajador altruista que prefiere "cortar horas de su trabajo antes que ver que un amigo pierde su empleo". Así definió el presidente norteamericano lo que, a raíz de la crisis económica, resurgió en el mundo como estrategia empresaria para reducir costos y mantener los puestos trabajo y que, a partir de julio, será implementado en la Argentina de la mano de Tenaris, de Techint.

Se trata del Programa de Trabajo Compartido –conocido internacionalmente como worksharing–, un esquema mediante el cual la empresa invitará a sus empleados no convencionados a cobrar 15% menos de sus salarios por un día menos de trabajo. El plan será voluntario y quienes adhieran tendrán la garantía de que entre el 1º de julio y el 31 de diciembre tendrán empleo, confirmaron a El Cronista fuentes del holding.

Esta estrategia trascendió en momentos en que el grupo que lidera Paolo Rocca fue golpeado por estatizaciones en Venezuela y es blanco de críticas del ex presidente Néstor Kirchner.

El novedoso esquema que será aplicado por Tenaris es similar a los regímenes de suspensiones que negocian las compañías con los sindicatos, pero para los trabajadores fuera de convenio. En el caso de Tenaris–Siderca, están siendo invitados a adherir al plan 2.000 personas –de las 7.000 totales–, cuyas categorías varían desde los gerentes hasta los cadetes, pasando por todo el personal administrativo. Si funciona, sentaría precedente para ser aplicado en otras compañías que necesiten reducir costos pero mantener los empleos.

La UOM aceptó para os trabajadores convencionados un régimen de reducción de salarios y jornada laboral que vence el 31 de julio y que la empresa propondrá renovarlo hasta fin de año. Desde el gremio opinaron que la oferta similar para el resto de la empresa "no tiene nada de voluntario, es compulsiva".

Desde la empresa, explicaron que la decisión fue tomada a raíz de la profunda crisis que atraviesa la industria siderúrgica y "apunta a la solidaridad entre los trabajadores", es decir, a "perder todos un poco, pero mantener las fuentes laborales". Tenaris ya aplicó este programa en los Estados Unidos y Canadá y logró un nivel de adhesión del 70%. Los directivos de la firma en la Argentina también esperan una alta aceptación debido al "compromiso que tiene la gente".

En el primer trimestre de 2009, la demanda mundial de acero cayó cerca de 30% y la doméstica se derrumbó 55% en términos interanuales. Frente a este escenario, la producción de acero crudo en la Argentina cayó 42,3% en el primer cuatrimestre del año respecto del mismo período del año pasado. Las fuentes de Techint informaron que Tenaris está produciendo tubos –con y sin costura– al 30% de su capacidad. "Se ahorraron costos por varios lados, pero no es suficiente, por lo que barajamos esta posibilidad para preservar el recurso humano", explicaron en la firma.

Si logra un buen porcentaje de adhesión, Techint copiará el esquema en Siderar, su empresa productora de aceros planos.

Comentá la nota