Techint no le aceptó el nombramiento de ningún director propio a la ANSeS

El Fondo de Garantía que dirige Sergio Chodos quería tres directores. El holding hizo valer el límite de 5% para los votos que ejercían las AFJP pero negoció un lugar
Ayer, mediante el rechazo a la pretensión de ubicar tres directores en Siderar, el Grupo Techint le puso límites a la intervención en empresas por parte de la Anses. La versión oficial habla del nombramiento por consenso de Aldo Ferrer, un economista que le cae tan bien a Néstor Kirchner como a Paolo Rocca. Pero la postura que impuso el holding que conduce este último podría producir que, desde ahora, el organismo previsional no pueda ubicar directores en ninguna empresa más.

Como tiene casi 26% de las acciones de Siderar, Anses había pedido nombrar tres directores. Si ello ocurría, como se sumaban a los seis de Techint, tres independientes y uno por los trabajadores, el principal accionista perdería mayoría en el directorio. Mediante una nota enviada a la Bolsa de Comercio este martes, Techint rechazó tal petición argumentando que "el ejercicio del derecho de voto (acumulativo) invocado por el accionista Anses se encuentra sujeto a las limitaciones establecidas en el artículo 8 de la Ley 26.425 y el artículo 76 de la Ley 24.241".

En otras palabras, más allá de su participación accionaria, el voto de la Anses nunca podrá valer más del 5%, un condicionamiento heredado de las AFJP. Un principio que la decisión tomada en Siderar puede extender a todos los casos futuros.

"Lo único que hizo Techint fue que se respete la ley. Ellos no lo van a decir así, pero la decisión de ubicar a Ferrer la tomaron sin necesidad de consensuar. Se termina el voto acumulativo y una escalada en la cual Máximo Kirchner terminaría siendo director de empresas", analizó una fuente del mercado.

En el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de Anses, que conduce Sergio Chodos, reinaba la desazón. Hasta ayer, el ex secretario de Finanzas de Felisa Miceli se mostraba confiado de ubicar tres directores, o dos en el peor de los casos, dentro de Siderar. La derrota legal y política que sufrió ayer hizo caer el valor de sus acciones en la Casa Rosada. "Si es abogado, no supo cómo hacer valer su título", analizó un funcionario de Balcarce 50.

Otras fuentes indican que se trató de un acuerdo de alto nivel, que excedió el margen de acción de Chodos. "Es bueno para ambas partes, y además todos tenían muchas ganas de acordar rápido", apuntó alguien que participó en los numerosos dimes y diretes de esa relación.

El board de Siderar, en lugar de quedar con 13 directores como pretendía Anses, seguirá con 11, de los cuales la mitad más uno fueron elegidas por el accionista privado mayoritario, Ternium. Además hay uno por los trabajadores (algo que viene desde la época de Somisa), continúa en tres el número de independientes, y se sumó Aldo Ferrer. "Techint y la ANSeS acordaron hoy el nombre de un director "con prestigio" para integrar el directorio de la empresa Siderar", explicó la agencia oficial Télam.

Los acontecimientos de Siderar fueron anticipados por El Cronista en su edición de ayer. "De acuerdo a la reglamentación de las AFJP, ninguna administradora podía tener más del 5% de los votos en una compañía, y tampoco era permitido que entre ellas ejercieran "voto acumulativo". Techint está dispuesta a traspolar ese criterio de las AFJP a la ANSeS, y la intención del Gobierno es exactamente opuesta", anticipó este matutino.

La rebelión que comenzó Techint podría continuarla el Banco Macro. Porque el lunes le respondió a la ANSeS que ampliará con un miembro el directorio para consolidar la fusión con el Banco Bisel, pero que todavía no considera ceder un lugar al Estado. Desde diciembre último, cuando los activos de las AFJP pasaron al Estado, distintos actores coincidieron que los casos testigos serían Techint y Clarín. Ayer se cerró el primero.

Comentá la nota