El Teatro Colón continúa a la deriva: ahora su director pegó el portazo

El Teatro Colón continúa a la deriva: ahora su director pegó el portazo
Horario Sanguinetti presentó su renuncia por “razones personales”. Pero la estampida sería producto de sus insalvables diferencias con el proyecto macrista. Sin embargo, en el Gobierno porteño dicen haber tomado “con sorpresa" la noticia y negaron que se estudien despidos. Críticas a un proyecto sin rumbo.
El director del Teatro Colón, Horacio Sanguinetti, dimitió este miércoles a su cargo por “razones personales” y motivos ajenos a la institución, según confirmaron voceros del histórico coliseo.

Sin embargo, en los pasillos del tercer teatro lírico del mundo circulan otras versiones. Allegados al directivo aseguraron a Criticadigital que el ex rector del Nacional Buenos Aires mantenía diferencias con el proyecto artístico y las reformas estructurales que lleva adelante la gestión de Mauricio Macri, y que estos desacuerdos habrían precipitado su renuncia.

Fuentes del gobierno porteño indicaron a la agencia DyN que la renuncia fue recibida "con sorpresa" y negaron “diferencias de criterios" con la administración comunal. "La decisión nos toma por sorpresa, porque no la esperábamos –detallaron-. Sanguinetti trabajaba en comunión con el Ejecutivo y no había diferencias de criterios".

Los voceros también desmintieron la existencia de anuncios inminentes vinculados a despidos o rescisiones de contratos del personal de la sala lírica y señalaron que el Teatro Colón ”gozaba de la total y completa autonomía que marca la ley que se aprobó el año pasado en la Legislatura porteña".

DETONANTES DE LA RENUNCIA. El legislador Héctor Bidonde (MC), uno de los autores del informe de seguimiento de las obras estructurales del Colón que la Legislatura porteña elaboró en el 2007, corroboró las diferencias de Sanguinetti con la gestión macrista y recordó que el presupuesto original para las obras del Colón rondaba los 200 millones de pesos, una suma que ascendió a los 280 millones en el marco de un “megaplan” al que Sanguinetti se opuso.

“Le pareció un delirio”, apuntó Bidonde y señaló que tras el enfrentamiento entre los funcionarios de Macri y el ex director del teatro, las obras se redujeron, “quedaron en algo indefinido más parecido al ‘Master Plan”, el programa que nació durante la gestión de Jorge Telerman y luego quedó en la nada.

El otro detonante que explicaría la renuncia, que Sanguinetti envió ayer desde la localidad cordobesa de Unquillo, es un supuesto pase a disponibilidad de 500 personas sobre una planta de entre 1.000 y 1.500 trabajadores estables y alrededor de 200 contratados que se desempeñan en el Teatro.

Desde el gobierno porteño desmintieron que se haya hablado de despidos pero en el teatro la versión es fuerte: la gestión de Macri habría planteado el pase a disponibilidad y Sanguinetti no habría estado de acuerdo.

“Lo estaban pasando por encima”, apuntó Bidonde, actual asesor de cultura de la diputada Patricia Walsh. “En la práctica el Teatro Colón no es autártico, depende en forma directa del jefe de gobierno, de manera que Macri nombro el directorio: la burocracia lo desbordó”, dijo.

LAS CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN. Los legisladores de la oposición porteña esbozaron una versión más cruda sobre los motivos que desataron la renuncia. El titular de la bancada K, Diego Kravetz, aseguró que la dimisión "es consecuencia de la ineficiencia en la gestión que (el ex director) venía llevando a cabo hace casi un año".

"Es inadmisible que el Teatro Colón, icono de nuestro país en materia cultural, esté cerrado desde 2006 y ni siquiera haya una fecha de reinauguración. (Mauricio) Macri debería entender que una administración pública no puede sólo basarse en el bacheo y la amplitud de las veredas de Palermo Hollywood", comentó.

En sintonía con su asesor en cultura, la legisladora de Nueva Izquierda, Patricia Walsh, dijo que el alejamiento de Sanguinetti "es consecuencia de la nefasta ley de autarquía que votaron el macrismo, la Coalición Cívica y los K".

La norma, sancionada el 12 de septiembre pasado, creó el Ente Teatro Colón con la potestad de manejar su propio presupuesto y un directorio que como explicó Bidonde, fue nombrado en su mayoría, por el jefe de gobierno.

"El proyecto privatizador de Mauricio Macri no sólo incluye pasar personal a disponibilidad, ajuste que llamamos a resistir, sino además un plan de obras injustificado, hijo del ya fracasado Master Plan que destruyó el Teatro", advirtió la legisladora a la agencia Télam.

Comentá la nota