El TdeC frena la licitación de las 1.800 viviendas

El gobernador expresó su inquietud el jueves a la noche, luego de la reunión que mantuvo con el intendente Torroba. Se trata del primer tramo de las seis mil viviendas que el mandatario gestionó ante la Nación.
"Cuando me desocupe de todo esto y lance las 1.800 viviendas, que todavía estamos peleando para ver si el Tribunal (de Cuentas) las saca, y tengamos todo eso, me voy a dedicar a ver cómo ordenamos este tema hacia el futuro". La frase fue pronunciada por el gobernador Oscar Mario Jorge el jueves a la noche, en su despacho. A su lado estaban el ministro de Hacienda, Ariel Rauschenberger, el intendente de Santa Rosa, Francisco Torroba, y el secretario de Finanzas de la comuna, Luis Evangelista.

LA ARENA les había consultado al gobernador y al jefe comunal si habían hablado del trato diferencial que la Provincia le destina a General Pico, en detrimento de esta capital, en cuanto a ayuda financiera. El radical sostuvo que había un compromiso del mandatario provincial de analizar la situación con los números en la mano; Jorge, lanzó las palabras citadas arriba.

Extraordinario.

¿Existe una pelea entre el órgano de control de las cuentas provinciales y el Ejecutivo en torno a las 1.800 viviendas o fue una manera algo confusa de referirse al tema por parte del gobernador? La frase de Jorge sonó contundente, aunque ayer, el gerente general del Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda (IPAV), Miguel De Elorriaga, suavizó esos términos.

El funcionario informó a LA ARENA que el expediente de la licitación para la construcción de las 1.800 viviendas lleva dos semanas en el TdC, pero dijo desconocer que existiera inconveniente alguno. ¿Está dentro de los plazos normales para este tipo de trámites?, consultó este diario. "No sé a qué llaman plazos normales, lo que ocurre es que se trata de un expediente extraordinario que incluye 53 contratos", afirmó.

De Elorriaga estimó que esta semana podría egresar el expediente del Tribunal para que el gobernador estampe su firma en los contratos. "Estoy seguro que Jorge no demorará nada en ponerles las firma y realizar el lanzamiento", anticipó.

Megalicitación.

El expediente extraordinario al que se refirió De Elorriaga y por el cual está "peleando" el gobernador, es el de la megalicitación de viviendas realizada en el mes de marzo en el IPAV. En aquella apertura de sobres pareció que, en lugar de competir, las constructoras que se presentaron habían acordado la distribución de las obras. El acta de apertura de ofertas, confeccionado entonces, las puso bajo sospecha.

El aparente reparto de las obras entre las empresas oferentes, saltó a la vista con sólo ver el acta en lo referido a los complejos habitacionales de Santa Rosa y General Pico. Tal es así que la oposición en la Legislatura, los diputados del Frepam, elaboraron un pedido de informes dirigido al secretario de Obras Públicas, Paulo Benvenuto.

Santa Rosa y Pico.

Para Santa Rosa salieron a licitación 620 viviendas, divididas en siete tramos, y se presentaron siete empresas: E.Co.P. SRL, Ilka SRL, IACO SA, Andreatta SRL, Constructora Bertone, Ampudia Construcciones y Constructora Arrigone. No deja de llamar la atención que cada una, en uno de los complejos, logró ofrecer un monto, por vivienda, más bajo que el resto. Así las cosas, si primara el criterio económico entre los encargados de adjudicar las obras, es decir, adjudicarle al que pase el valor más bajo, cada una de las siete oferentes terminarían quedándose con una obra.

Para la ciudad de General Pico se licitaron 380 casas, divididas en cinco tramos. Si en esta capital se habían presentado siete empresas para "repartirse" la misma cantidad de tramos, en la ciudad del norte provincial acercaron ofertas cinco constructoras: Balent, Andreatta, E.Co.P., Ampudia y Góndolo Construcciones. Pero eso no es todo, tal como ocurrió en Santa Rosa, las cinco lograron, en una obra por cada una de ellas, presentar el monto más bajo.

Comentá la nota