Taxistas y remiseros pararon ayer y vuelven hoy a trabajar

La medida de fuerza se cumplió hasta las 6 de la mañana. UTA dispuso un servicio de emergencia.

Los taxistas y remiseros resolvieron levantar hoy a la seis de la mañana la medida de fuerza que instrumentaron por el asesinato del taxista Javier Sampino. Pero antes de decidirlo, dejaron una advertencia: si el lunes no se empiezan a cumplir las promesas que hizo el gobernador Daniel Scioli, se llamará a un paro general. En cambio, la UTA anunció que dispuso un servicio de emergencia.

Los taxistas tomaron la decisión de levantar el paro antes de realizar una caravana para despedir los restos del peón asesinado. "Seguiremos trabajando de manera normal por el fin de semana, pero el lunes tienen que aparecer los patrulleros y los policías que prometió el gobernador", le dijo a LA CAPITAL Darío López, presidente de Comartax. Y agregó: "El lunes vamos a estar en la Municipalidad para seguir de cerca las tratativas. Si no pasa nada habrá un paro por tiempo indeterminado".

Por su parte, Angel De Paolo, presidente de Taxicoop, aseguró que de acá en adelante hay que prevenir para que no sucedan más casos. "Generalmente cuando pasa algo así por quince días se ven policías por todos lados, pero después desaparecen. Nuestro objetivo es que los operativos sigan", manifestó.

El secretario general de la UTA, Daniel Domínguez, explicó que no pararon porque después de una reunión con el intendente se resolvió no complicar la situación de otros trabajadores. "Acompañamos a los taxistas porque nosotros ya debimos pasar por estas instancias dolorosas. Vamos a trabajar en conjunto para que se apliquen medidas de seguridad. Pero creímos que no había tiempo para una medida de fuerza. De todas maneras, acompañamos seriamente el pedido de instalación de Gps y la profundización de las medidas", afirmó.

El paro de taxis comenzó en la madrugada de ayer cuando se conoció el asesinato de Sampino. Después de los incidentes con la policía en la zona del homicidio, marcharon hasta la Municipalidad para reclamar respuestas. Ahí cortaron las calles del microcentro junto a remiseros y algunos colectiveros que se sumaron por su cuenta al reclamo de justicia y seguridad.

En tanto, la conducción de la Federación Nacional de Peones de Taxis, que lidera Jorge Viviani, declaró ayer el estado de "alerta y movilización" de la organización en repudio por el crimen de Javier Sampino.

El secretario gremial de la CGT nacional explicó que el taxista fue "salvajemente asesinado" en Mar del Plata y aseguró: "Los taxistas nuevamente nos vemos afectados por un hecho de violencia. Los trabajadores del gremio vienen padeciendo este lamentable tipo de situaciones a pesar de los constantes reclamos de seguridad", indicó el sindicalista en un comunicado de prensa.

Comentá la nota