Los taxistas se movilizaron por una suba en las tarifas

El lunes, a las 18, los licenciatarios se reunirán con los concejales para volver a estudiar los componentes de la fórmula polinómica. Basso reclamó un aumento del 35%, en la comuna manejarían una cifra mucho menor.
"Es una movilización de una hora para ver si podemos destrabar esta falta de respuestas que tenemos, hace meses que venimos pidiendo audiencias y no nos responden", dijo Carlos Basso. El presidente de la Cámara de Taxis y Radio Taxis de la ciudad encabezó ayer el lock out patronal de una hora que incluyó el corte parcial de la avenida San Martín, frente a la municipalidad. Sobre las 10, los coches se habían reunido en el Centro Cívico y desde allí fueron en caravana hacia las puertas del edificio comunal, donde los propietarios de las licencias, nucleados en la Catarata, ingresaron para reunirse con el jefe comunal.

"El aumento que tuvimos en enero fue de emergencia, por eso se había propuesto hablar de tarifas en marzo y ya estamos a diciembre y no tuvimos nada", se quejó. Para el titular de la cámara empresaria, las tarifas del servicio no están en el valor adecuado. "Estamos a un 35% debajo de lo que deberíamos estar cobrando", dijo. En su opinión, la fórmula polinómica debería arrojar un aumento de esa magnitud, ubicando el valor de la bajada de bandera en los 4 pesos -hoy está a 3- y el de la ficha en 27 centavos -actualmente en 16-, cada noventa metros.

Torroba los recibió a las 11, acompañado del secretario de Gobierno, Pedro Salas, los concejales Gastón Massari Copes y Marcos Cuelle, ambos del Frepam, y el director de Protección Ambiental y Servicios Públicos, José Luis Vendramini.

Objeciones.

Desde el municipio informaron que los propietarios de taxis reclamaron el ajuste tarifario y plantearon objeciones a la fórmula polinómica aprobada hace dos meses por el Concejo Deliberante, a través de la Ordenanza 4072/09.

La normativa establece que cada seis meses, automáticamente, se revisen los costos del servicio, los cuales, en caso de sufrir incrementos mayores al 5%, deben redundar en un ajuste tarifario. La Catarata había apoyado inicialmente la propuesta, pero su opinión mutó hace algunas semanas cuando la comuna comenzó a exigirles el cumplimiento de una serie de aspectos laborales, atendiendo también a un planteo del Sindicato de Peones de Taxis (Sipetax).

Durante el encuentro con el intendente, que se extendió durante algo más que una hora, los taxistas no lograron la respuesta esperada, pero acordaron realizar una nueva reunión el lunes, a las 18, con los concejales de la ciudad, para analizar nuevamente los ítem de la polinómica.

Sanciones.

Evidentemente hay un problema de comunicación dentro de Catarata con sus propios asociados, porque muchos de los dueños de taxis que estuvieron con nosotros dijeron que desconocían cómo se había armado la polinómica. La idea es reunirnos pero no convocamos sólo a Catarata sino también a representantes de cada una de las paradas, porque no puede ser que luego de llegar a un consenso de meses, ahora aparezcan propietarios que digan que no sabían nada y que esto fue arbitrario", afirmó Massari Copes.

El concejal aseguró que también hubo quejas de los taxistas por las duras sanciones que fija la ordenanza para los licenciatarios que incurran en falseamientos de la documentación donde declaran sus costos laborales e impositivos. "Lo estudiaremos, pero tienen que ser severas porque esos papeles que ellos presentan son como declaraciones juradas y si se falsean el perjudicado puede ser el vecino", aseguró.

Mientras desde Catarata se habla de un aumento del 35%, fuentes comunales aseguraron que el estudio preliminar realizado desde Protección Ambiental y Servicios Públicos ubicaría el aumento en una cifra muy inferior.

Comentá la nota