Taxistas impidieron que el servicio especial transporte chicos de Alem

Una decena de vehículos cortó la calle. Desde el sindicato que agrupa a los choferes aseguran que los colectivos "funcionan como combi". Desde el Ejecutivo se mostraron sorprendidos con la decisión. Mar del Plata insólita.
"Le aclaramos (al Municipio) que no permitiríamos que nos roben el trabajo". Donato Cirone, titular del Sindicato de Peones de Taxi, justificó la medida de fuerza que ayer por la madrugada adoptaron los afiliados al gremio y mediante la cual el servicio de la nueva línea de micros (574) se vio obstaculizada ante el corte de calle que protagonizaron unas sesenta unidades en la intersección de Alem y Formosa. Para el dirigente, la flamante línea "no es otra cosa que un servicio privado disfrazado de público", que atenta contra el trabajo de los peones y genera un "real perjuicio económico para la actividad".

Por su parte, el secretario de gobierno, Ariel Ciano, se mostró sorprendido ante el accionar de los choferes de taxi, que hoy mantendrán una reunión con el funcionario para conocer detalles de lo ocurrido. "No nos parece una actitud positiva en la medida que tienen un excelente y fluido diálogo con el Municipio", explicó el funcionario en diálogo con El Atlántico.

Más allá de desalentar este tipo de acciones, Ciano aseguró que desde el Municipio sí comparten y entienden otra de las preocupaciones manifiestas por los peones de taxi: la que tiene que ver con proliferación de servicios privados ilegales que transportan jóvenes desde Alem y el centro a Constitución. "Para eso ya tenemos previsto controles que comenzarán a funcionar desde hoy mismo (por ayer) en distintos puntos de la ciudad", comentó.

Alrededor de la 3, tal como lo habían adelantado a través de un comunicado de prensa, los choferes de taxi cortaron Alem a la altura de Formosa, una de las arterias por las que circula -desde el viernes de 0 a 8- la línea 574, que mediante decreto fue puesta en vigencia por el Ejecutivo municipal para descomprimir la concentración de jóvenes deambulando por la zona ante el cierre de bares y boliches.

La medida de fuerza, según Cirone, se adoptó para ratificar el desacuerdo que los peones ya habían pronunciado de cara al funcionamiento de este nuevo servicio de colectivo. El dirigente dijo haberlo aclarado en una reunión que mantuvieron el martes pasado con funcionarios y concejales de distintas banderas políticas.

Como la línea se puso en marcha, los choferes determinaron obstaculizar su desempeño. Fue así que varias decenas de taxis se apostaron en la esquina de Formosa y Alem e interrumpieron el servicio por una par de horas. "Nosotros les aclaramos que no permitiríamos que nos roben el trabajo", sostuvo Cirone cuando fue consultado por este medio respecto a los motivos por los cuales adoptaron la medida.

Para el secretario general de Supetax, la flamante línea no es más que un "servicio privado disfrazado de público", ya que a su entender "funciona como una combi". "No hace paradas como el resto, sino que carga a los jóvenes y los deja en Constitución y obviamente que eso nos perjudica terriblemente", explicó, deslindándose de la idea de que los choferes, con esta postura, "no están pensando en la ciudadanía". "Por el contrario, queremos líneas de colectivo legales", deslizó.

A través de un documento que emitió el gremio, el propio Cirone señaló que "la creación de la 574 sería resistida hasta las últimas consecuencias, operando a tal efecto todos los medios al alcance, incluidos los de accionar gremial". Y justamente fue en este sentido que se encuadró el corte de calle de ayer a la madrugada.

Si bien el dirigente confirmó que en el transcurso de hoy mantendrán un encuentro con el secretario de Gobierno, no descartó que ante la falta de acuerdo con el Municipio vuelvan a adoptarse, "en lo inmediato", nuevas medidas de fuerza. "Es muy posible que volvamos a cortar", advirtió.

"NO ES UNA ACTITUD POSITIVA"

Ciano aseguró haberse sorprendido ante el accionar de los peones de taxi. Dijo no entender el motivo de la medida de fuerza porque, según fundamentó, "los choferes nunca se expresaron en disconformidad con la creación de la nueva línea de colectivo sino con la permanencia y presencia de servicios privados ilegales en la zona de Alem y el centro".

"Por supuesto que no nos parece una actitud positiva", expresó Ciano, que consideró que el fundamento esgrimido desde Supetax para dar sustento a la medida no es válido porque se trata "de dos servicios diferentes".

"El de la 574 llega a mejorar y reforzar el servicio de micros nocturnos en zonas donde hay mucha gente circulando y eso no puede atentar contra el trabajo de los taxistas. Son dos servicios distintos", consideró el funcionario, que apeló a que la postura de los choferes se revierta tras la reunión que hoy tendrá con los dirigentes del sindicato.

Para Ciano, la que sí es una preocupación "lógica y compartida" (con el municipio) es la que tiene que ver con la presencia de combis y servicios ilegales que transportarían jóvenes desde Alem hacia otras zonas de esparcimiento nocturno.

"Por eso, y atendiendo al pedido de los peones, es que desde hoy (por ayer) se montará un dispositivo de inspección en Constitución, el centro y Alem para erradicar esta práctica ilegal", indicó el funcionario.

Comentá la nota