Taxistas engañan a pasajeros en Retiro con otro cuento del tío

Taxistas engañan a pasajeros en Retiro con otro cuento del tío
Los confunden para quitarles billetes de $ 100; crecen las denuncias por robos en la zona
Lunes por la mañana en la Capital. Son poco más de las 8 y la vereda de la terminal de ómnibus de Retiro, en pleno verano, se puebla de viajeros que llegan con sus bolsos a la ciudad. En una de las paradas que está sobre la avenida Antártida, algunos taxis esperan pasajeros.

Cecilia Razzetti, una joven de 25 años que es asistente social, se sube a un Peugeot 504 con una inscripción en la puerta: "Radio Taxi". El chofer, antes de encender el auto, mantiene este diálogo con ella sin preguntarle siquiera hacia adónde iba a trasladarla:

-¿Con cuánto me vas a pagar?

-Con 100 pesos.

-¿Lo tenés codificado por el Banco Central?

-No. ¿Qué es eso?

-No, querida, ahora los billetes de 100 pesos hay que codificarlos.

El chofer arranca con ímpetu al conocer el destino -al que nunca llegaría- e insiste en la misma pregunta.

-¿Cómo no tenés el billete de 100 pesos codificado?

-No, no sé qué es eso... Por favor, explíqueme.

El hombre sube la voz y, con gestos bruscos saca un billete con una "R" escrita en uno de sus lados. "¡Ves! Así tiene que estar el billete. Ustedes, los pasajeros, siempre andan con problemas. A ver... ¡dámelo, dámelo!", le dice a la joven, a quien le quita la billetera. Rápido de manos, el taxista le saca cuatro billetes de 100 pesos que los mezcla con el dinero que él llevaba, y se los cambia por cuatro de dos pesos, que vuelve a colocar en su billetera.

Molesto, el hombre le dice: "¡Ahora, bajate acá, en este cajero, y pedí que te los codifiquen! ¡Bajate, bajate!", le insiste sin darle tiempo a nada. Cuando la joven baja, aturdida y asustada por el maltrato del taxista, se da cuenta del engaño.

* * *

Esta situación se repitió dos días más tarde con otra víctima, Marisa Bertoni, de la ciudad de Rosario, a la que le robaron 240 pesos con la misma modalidad y en el mismo sitio, que está bajo la lupa por la inseguridad que se advierte, mientras los pasajeros reclaman mayor control de las autoridades policiales.

LA NACION recibió otros reclamos de personas que fueron víctimas de robos en la zona aledaña a la terminal de Retiro, en la que algunos taxis presuntamente "truchos" operan en grupos y asaltan a turistas y viajeros. Días atrás, un fotógrafo de LA NACION también fue víctima de un intento de robo, con otra modalidad; el ladrón huyó en un taxi que lo esperaba para darse a la fuga.

¿Hay operativos para verificar los taxis? ¿Quiénes deben controlarlos? Los agentes de tránsito porteño, en operativos coordinados por la Sociedad Argentina de Control Técnico del Automotor (Sacta), concesionaria encargada de regular el servicio de taxis, que depende del gobierno de la ciudad, y la Policía Federal son quienes controlan si estos vehículos están en regla.

Las autoridades porteñas afirmaron que en la zona de Retiro se realizan operativos de alcoholemia a los taxis, tres veces por semana, además de verificar los documentos del vehículo para circular.

En diciembre pasado, los agentes de tránsito de la ciudad hicieron 420 controles de alcoholemia a taxis, de los cuales ninguno dio positivo, según informaron. En tanto, Sacta comunicó que realizó 9488 controles a taxis (hay más de 36.000 en la ciudad) durante 2008, de los cuales 308 estaban en infracción por falta de documentación u otras irregularidades.

Robos y arrebatos

LA NACION recorrió el lugar en dos ocasiones, pero no presenció allí situaciones de robo. Al consultar a algunos taxistas que paraban fuera de la terminal de ómnibus, indicaron que preferían no hablar del tema. Sí dijeron que cualquiera podía utilizar esa parada y que la mayoría allí es gente honesta.

En cambio, empleados de los quioscos y puestos de la zona indicaron que los robos y arrebatos son muy frecuentes en Retiro. "Y hay algunos taxistas «truchos» que tienen plata falsa, aunque no son todos", agregaron.

"Estamos en contra de los delincuentes que le hacen tanto daño a nuestra actividad; a los que se disfrazan de taxistas para robarles a los pasajeros. Nunca avalaremos eso", dijo José Ibarra, secretario general del Sindicato de Peones de Taxis.

Y agregó: "Al subir a un taxi las personas tienen que tener en cuenta, por su seguridad, que las unidades deben contar con fichas identificatorias, en el respaldo del asiento del acompañante, con todos los datos correspondientes. Es común que durante enero y febrero ocurran robos en las terminales de trenes y ómnibus. Venimos trabajando muchísimo en este tema para que eso no suceda".

Consultadas las autoridades de la Policía Federal, afirmaron que realizan operativos de control en la zona de Retiro "con mucha frecuencia", y que en varias ocasiones han secuestrado vehículos que tenían alterado el reloj de las fichas. "Nosotros cuidamos a los buenos taxistas de los malos taxistas", dijo un policía.

Sin embargo, caminar por el área de Retiro le demanda al transeúnte tomar muchos recaudos.

Comentá la nota