Taxistas encabezan una protesta por la doble mano en Pueyrredón

Cuatro sindicatos que representan a propietarios y trabajadores taxistas ocuparán con sus automóviles los contracarriles de Pueyrredón. Anunciarán el inicio de un plan de acción, que tendrá como paso siguiente una caravana hacia la Jefatura de Gobierno porteño.
Los taxistas se concentrarán en la esquina de Pueyrredón y Corrientes a las 11.30 donde realizarán una asamblea y un acto en el que anunciarán el inicio de un plan de acción, que tendrá como paso siguiente una caravana hacia la Jefatura de Gobierno porteño el próximo jueves.

Luis Fernández, secretario general de la Asociación de Taxistas de Capital (ATC) dijo que "antes de la caravana hacia la Jefatura de Gobierno habrá una concentración previa en el Obelisco ante la intransigencia de las autoridades porteñas a escuchar nuestra posición".

"Creemos que el gobierno porteño no tiene un plan integral de tránsito. Lo que está haciendo es implementar medidas parciales que perjudican a muchísimos vecinos", recalcó Fernández.

Participarán de la manifestación el Sindicato Conductores de Taxi de la Capital Federal, la Asociación Taxistas de Capital, la Sociedad Propietarios de Automóviles con Taxímetro y la Unión Propietarios de Autos Taxi.

El gobierno porteño puso en marcha el 28 de abril pasado la extensión del contracarril de la avenida Pueyrredón, entre avenida Córdoba y avenida Belgrano, lo que prolonga el doble sentido de circulación de esa avenida.

Esta medida incluye carriles exclusivos para colectivos y taxis ocupados entre la avenida Córdoba y la calle Bartolomé Mitre, mientras que los automóviles particulares pueden circular, en ese tramo, sólo por el carril central.

"El objetivo del actual gobierno de la ciudad es claro, limitar o directamente prohibir el trabajo del servicio de taxis en todas las avenidas del macrocentro", expresaron las entidades en un comunicado conjunto.

Agregaron además que "a las autoridades porteñas parece no importarles los prejuicios que causan a decenas de miles de pasajeros, ancianos, enfermos, turistas, mujeres embarazadas o con sus niños, discapacitados".

Indicaron también el gobierno de la ciudad "amenaza en el futuro con extender esta disposición a otras avenidas" y añadieron que "este gobierno no cumplió ni uno solo de los enunciados de sus proyectos de campaña para el taxi".

"Las multas mal confeccionadas por supuestas infracciones de tránsito son un impuesto más a pagar, la eliminación del pago de patentes se transformó en aumentos y juicios confiscatorios por falta de algún pago y el transporte trucho que iba a desparecer se multiplicó", detalló el comunicado.

Comentá la nota