Tassara gestiona ayuda financiera tras el arrastre del “rojo” heredado

“Son permanentes” los contactos en el primer nivel ministerial, dijo el vicerrector, Omar Losardo. El 26 de marzo, ante el Consejo Superior, la institución difundirá las cifras del déficit de 2008.
Roberto Tassara, rector de la Universidad Nacional del Centro, inició una ronda de gestiones en Capital Federal en procura de ayuda financiera que permita paliar las necesidades del corriente año, luego del “rojo” que heredara de la gestión anterior.

Así lo confirmó a LA VOZ el vicerrector Omar Losardo, al tiempo que anunció que el próximo 26 de marzo, cuando se lleve a cabo la próxima reunión del Consejo Superior, se conocerán los números del déficit de 2008, así como la proyección del gasto previsto para 2009.

“Se iniciaron contactos en Capital Federal para lograr un mayor presupuesto, ya que 2008 cerró con déficit”, marco el segundo de Tassara.

En el Consejo Superior, el rector informará a los claustros el estado de situación de acuerdo al cierre de balances del año pasado en las diferentes unidades académicas.

“Hay optimismo, creemos que vamos a recibir algún tipo de ayuda en 2009 que nos permitirá funcionar, pero por supuesto que hasta hoy, trabajamos con las condiciones que fijó el presupuesto aprobado por el Congreso de la Nación”, advirtió Losardo.

Las gestiones de Tassara son “permanentes” en primer nivel ministerial, no sólo “para lograr mayor presupuesto para el funcionamiento, sino también mediante contactos importantes de cara a obtener dinero adicional”.

Prefirió el entrevistado no divulgar el “rojo” económico con que cerró la gestión del saliente rector Marcelo Spina.

“Hoy se están pagando los sueldos los primeros de mes y estamos cumpliendo con los compromisos”, aclaró el ex decano de Agronomía (Azul).

Más tarde, siempre sobre el panorama financiero para este año, el vicerrector recalcó que los refuerzos solicitados “habilitarían a un desenvolvimiento mucho más holgado” para la universidad.

En torno al nuevo reclamo de los docentes universitarios nucleados en Adunce, aseguró el directivo de la Unicén que “siempre es posible el diálogo y la negociación”.

Por otro lado, recalcó Losardo que el traspaso de la Facultad de Arte -que actualmente tiene sede en Pinto y Chacabuco- al ex edificio de la Usina (9 de julio), ya adquirido por la casa de altos estudios, “es una prioridad de esta gestión”, aunque todo dependerá de la realidad financiera que atraviese la entidad durante el corriente año.

REPUNTÓ EL NIVEL DE INGRESO

Pese a los datos parciales de febrero, que marcaban un descenso del 15 por ciento en el nivel de ingreso a la Universidad, las últimas estadísticas oficiales marcan un franco repunte, que iguala los niveles de 2008, según pudo conocer este diario.

Cabe recordar que el mes pasado, según el Centro de Información y Estadística Universitaria de la institución, sondeaba la incorporación de 2.025 jóvenes, cifra que a mediados de la semana pasada trepó a 2.531. Además, -aclararon las autoridades académicas-, los datos finales, teniendo en cuenta que hay carreras con las planillas aún abiertas, estarán a mediados de abril, cuando se eleve el informe al Ministerio de Educación.

Losardo, de todos modos, analizó las variables que pueden llevar a disminuir la matrícula. “Son muchos los factores, uno de ellos, muy importante, lo económico. Especialmente para aquellos alumnos que provienen de otras ciudades y estudian en Tandil, Olavarría y Azul”.

El vicerrector puso en la balanza la influencia del encarecimiento de los alquileres, aunque “no podríamos decir que es el único factor. Hay chicos que no estudian en Tandil teniendo la carrera en su ciudad porque quieren desvincularse de sus padres y prefieren hacerlo en otros centros, como Capital Federal, La Plata o Mar del Plata”.

Luego analizó la competitividad de la Unicen en comparación con las grandes casas de altos estudios del país. “Cuantitativamente, tenemos menos cantidad de alumnos, pero desde lo cualitativo, la Unicen tiene en sus carreras una importancia fundamental”.

El contexto “favorable” lo otorga la “inserción en el medio regional y la promoción fuerte de carreras en el centro de la provincia, tanto en su vinculación con los municipios, las empresas y entidades intermedias”.

Comentá la nota