Tasas: "José Eseverri puso en marcha el sistema más perverso de la historia"

Gustavo Alvarez rescata que no se aumente en la Zona 5 pero aclara que debe legislarse sin "manotazos de ahogado". Le pega al curismo con la misma fuerza que al oficialismo por la suba de Servicios Urbanos, por usar letra prestada, cambiarle el sentido y carecer de información.
Después de la última sesión habla de "grotesco", de "falta de seriedad" y de favores mutuos entre el Ejecutivo y el bloque curista.

"José Eseverri ha puesto en marcha el sistema más perverso de la historia de Olavarría en cuanto a contribuciones impositivas", dice Gustavo Alvarez en "El Circo de la Realidad" de la 98Pop, horas después de que el oficialismo ganara la pulseada en el Concejo Deliberante con un aumento de los mínimos de la tasa de Servicios Urbanos. Y califica como "falta de seriedad absoluta" que al día siguiente el Intendente decretara que la Zona 5 quedaba eximida siempre y cuando cumpla con sus actuales obligaciones contributivas.

La noticia de que no se recargue a los que menos tienen le cayó bien. Lo que no le convence es el modo. No se puede imponer sino que "hay que legislarlo, no puede ser la gracia del señor".

Aún no se explica, o sí, que antes del martes hubiera votos suficientes como para prorrogar la cláusula transitoria que frenaba los aumentos y que el escenario legislativo cambiara a favor del Palacio San Martín. De hecho, "Silly Cura y Patané me dijeron que votaban la prórroga una semana antes. Hay que revisar la sesión del 26 noviembre de 2009. Estos concejales que votaron con el oficialismo para el aumento habían votado a favor de la cláusula por 120 días", explica el edil.

Alvarez preferiría leer los fundamentos que llevaron al Ejecutivo a eximir una zona, la cinco, porque "siguen subsistiendo las zonas 3 y 4 con un aumento del ciento y pico por ciento", dijo a EL POPULAR.

Considera se deben asumir posiciones y cambios de postura con argumentos y "no estar especulando" porque "esto es faltar a la verdad con detalles de grotesco". Y se apoyó en un dato de la sesión del martes, cuando el concejal curista Ignacio Aramburu dejó sobre su banca el proyecto que iban a presentar dicho bloque "que era exactamente el borrador de hace 10 días que yo distribuí. No es cuestión de marca registrada ni autorías pero lo utilizaron, cambiaron los valores y producían el aumento".

Es más, cuando intentó cuantificar el monto de recaudación a partir de la suba, antes del decreto que perdona aumentos en barrios más castigados y en las localidades, la respuesta fue "el silencio. No saben. Es grotesco. Cuando advertí que era un aumento y requería de mayores contribuyentes, demostrando que eran necesarios 120 días para compatibilizar, lo retiraron y votaron el de Alem, que era distinto".

Gustavo Alvarez plantea, justamente, que existe una "línea directriz" entre el oficialismo, Julio Alem, el PRO de Carola Patané-Macri y la bancada de Silly Cura. "Los 4 bloques insisten en que tiene que haber aumento en todos lados menos en la Zona 1". Que es la que puede pagar. Ahora, ¿qué pasó en cuestión de horas para que Silly Cura y Carola Patané que votaban con el PI no lo hicieran?

Asegura que surgen "evasivas" para "no asumir la responsabilidad". Pero admite no saber qué sucedió. "Uno puede avanzar en 12 horas de análisis de 43 mil cuentas con 5 zonas distintas y valuaciones distintas" ironiza. Y reconoce que cada bloque tiene derecho de proponer lo que mejor le parezca pero "en el terreno de lo razonable". El problema es "cuando usan letra prestada, le cambian el sentido y no tienen datos no sé si prefigura algo para adelante".

¿Comienza a gestarse un sistema de alianzas? No puede asegurarlo. De lo que sí está seguro es que las zonas alejadas del corazón de la ciudad no pueden pagar la misma factura que recibe el vecino del microcentro. "José Eseverri ha puesto en marcha el sistema más perverso de la historia de Olavarría en cuanto a contribuciones impositivas", había dicho horas antes del decreto. Después, y tras aclarar que "el efecto de que no se cobre es positivo", calificó como "manotazo de ahogado" la medida de perdón para una zona puntual. "A los gobiernos hay que mirarlos más que por dónde y cómo gastan y de dónde sacan los recursos. Y eso se transforma en verso cuando las acciones indican que se saca de los que menos tienen".

Finalmente, responde sobre el curismo, ¿nuevamente aliado del neo-eseverrismo? "No sé. No lo entiendo. Tal vez sea que funcionan dentro de la misma mecánica de razonamiento. "Las cosas aumentaron tengo que aumentar las tasas y los servicios". Hay un 45% de aumento del presupuesto para basura en un año. ¿Usaron eso para la masa salarial? La vara siempre se destina a las empresas", fustiga. Y a modo de cierre, como pensando en voz alta, analiza que "tal vez sean parte de una misma mecánica: hoy por ti, mañana por mí".

Comentá la nota