Las tasas por depósitos no registran el efecto electoral

Los intereses para operaciones tradicionales están "planchados" por la fuerte liquidez de los bancos. En cambio, siguen creciendo las colocaciones en dólares
Más allá del pedido público del ex presidente Néstor Kirchner para que los bancos bajen sus tasas de interés en las líneas crediticias, la proximidad de la elecciones no ha influido demasiado en la dinámica bancaria. De hecho, las entidades no han tocado en forma sustancial los intereses que pagan por depósitos tradicionales (30 y 60 días).

Hace más de tres meses que las tasas se mantienen en una banda que va de 10 a 13 por ciento. Es más: si se traza una línea en lo que va del año, el trayecto es descendente frente a los niveles de 15 a 18 por ciento que se ofrecían al inicio de enero.

"Los bancos gozan de un alto stock de liquidez, por lo tanto, no dependen de los depósitos. En la otra punta, tampoco hay demasiado estímulo para prestar. De hecho, el mayor endeudamiento está hoy en el circuito no tradicional, como tarjetas o casas de electrodomésticos", señaló Mariano Lamothe, economista de de la consultora abeceb.com.

Por lo tanto, tampoco el goteo crediticio basta para estimular los intereses sobre depósitos en pesos, aun cuando en las últimas semanas las tasas para plazos fijos de más de 60 días hayan crecido levemente en algunas entidades privadas, según un informe de la consultora Qualitativa con datos del Banco Central.

De todos modos, hay un clásico movimiento estacional de tasas para depósitos al cierre de cada mes, ya que hay retiros públicos y privados para el pago de haberes y salarios.

"Puede haber un cambio muy leve por las elecciones, pero no es importante ni provocará una modificación significativa. Incluso, a medida que se acercan los comicios es cada vez menor el temor, porque no hay un movimiento drástico en la economía", opinó el ex secretario de Hacienda, Miguel Kiguel, titular de la consultora Econviews.

Recelo. Los datos de mercado de más fácil acceso son los que a diario comunica el Banco Central, que trabaja con promedios. En cambio, es difícil conseguir que las entidades privadas den a conocer sus tasas, más allá de los datos que recogen las consultoras especializadas. Las preguntas efectuadas por este medio a siete bancos de primera línea sólo fueron respondidas por cuatro y uno de ellos lo hizo parcialmente. "Después de las declaraciones de Kirchner todos nos cuidamos", reconoció el vocero de una institución privada.

En general, los bancos están pagando entre 10 y 12,5 por ciento por plazos fijos a 30 días, que pueden llegar a 13 por ciento anual (o más) si se superan los 60 días. Algunas entidades extranjeras, en tanto, optaron por pagar muy poco a 30 días para inducir a depósitos superiores a dos meses.

Dólares. La diferencia la marcan las colocaciones en dólares, que en lo que va del año crecieron 22 por ciento. Incluso, los plazos fijos en moneda estadounidense ya representan 26 por ciento del total. Este movimiento no ha sido tanto por fondos nuevos como por cambio de moneda para resguardarse frente a la inflación y la expectativa de devaluación del peso.

Un relevamiento del sitio Notibancos.com advierte que los intereses por plazos fijos en dólares van de 0,3 por ciento a 2,5 por ciento anual en los tramos más cortos. Por lo tanto, las razones del corrimiento son otras. "Los ahorristas están pensando en un dólar cercano a los cuatro pesos para fin de año y no quieren correr el riesgos", agregó Lamothe.

Kiguel hace una lectura similar, pero con acento en lo que podría pasar con las tasas: "El mercado espera que en algún momento haya una suba de tasas por la sensación térmica de 16 a 17 por ciento de inflación".

El especialista agregó que "si la tendencia actual sigue, habrá más demanda de crédito, en especial del sector público, desde las provincias que necesitan liquidez, y también la Nación. Pero como el mercado nota un aumento del riesgo de crédito, las tasas también aquí subirían".

En ventanilla

Plazos fijos en pesos. Por depósitos a 30 días las tasas van de 10 a 12,5 por ciento en promedio. Si la colocación es a 60 días o más, es decir, después de las elecciones, el interés anual sube unos dos puntos.

Depósitos en dólares. Los intereses son muy bajos (de 0,3 a 2,5 por ciento a 30 días), pero la compensación es el tipo de cambio.

Préstamos personales. Por fuera de las líneas para planes sueldo y jubilados, las tasan parten de 23 por ciento y pueden llegar hasta 50 por ciento.

Comentá la nota