Tasas: No hay definiciones, y el panorama tiende a complejizarse

Mientras que el intendente Quiri le ratificó ayer a este diario que si se aprueba un presupuesto con un ajuste de tasas menor al solicitado, lo vetará y se manejará con el presupuesto aprobado de 2009, el CAMPR dice ahora que con un 20 por ciento de aumento sobre la tasa vial "le alcanza", cuando estaban solicitando, con acuerdo de los productores y en base al índice vial, el 40 - Así que no hubo despacho, y habrá una reunión el viernes
El panorama tiende a complejizarse, en torno al ajuste de tasas solicitado por el Ejecutivo en la ordenanza fiscal e impositiva para este año que, a su vez, incidirá en los ingresos que necesita contemplar necesariamente el presupuesto de este año, para poder cumplir con el aumento pautado para los trabajadores municipales.

Ayer volvió a reunirse la comisión de Presupuesto y Hacienda del Concejo Deliberante, pero no hubo despacho.

No solamente el vecinalismo no dió a conocer cuál es su posición en torno al ajuste, sino que, para complicar más aún las cosas, el Consejo Asesor Municipal de Productores Rurales, CAMPR, pateó el tablero e hizo saber que al área le alcanzaría con un ajuste del 20 por ciento sobre la tasa vial, en consonancia con lo expuesto por el radicalismo, pero contradiciendo lo que el ente viene pidiendo desde el año pasado, y de acuerdo a lo que señala el índice vial. Esta es una fórmula polinómica que marca un porcentaje de ajuste a partir de distintos elementos: inflación, alzas en los costos de insumos, precios de los combustibles, salarios, etc.

El CAMPR, en ese sentido, venía pidiendo, y con el acuerdo de los productores que integran las distintas comisiones rurales, un ajuste del 40 por ciento sobre la tasa vial.

Pero ahora, desdiciéndose, desde el CAMPR se arguye que con un 20 por ciento "alcanza" para el desempeño de las operaciones de esa cartera.

Este planteo prácticamente retrotrae todo a fojas cero y ha obligado a convocar a una nueva reunión de Presupuesto y Hacienda, ahora con la presencia del CAMPR, para este viernes al mediodía.

Mientras tanto, el intendente municipal, Eduardo Quiri, le confirmó ayer a este diario que si el presupuesto 2010 es aprobado sin incluir el ajuste solicitado por el Ejecutivo, que se sitúa en el orden, global, del 40 por ciento, lo vetará y se manejará con el presupuesto ejecutado de 2009: este no incluye aumentos salariales a los municipales y, además, indefectiblemente implicará la restricción de servicios municipales.

Ya lo hemos explicado en infinidad de ocasiones: del aumento de tasas solicitado por el DEM depende el otorgamiento del incremento salarial a los trabajadores municipales.

Este es del orden del 40 por ciento; contando con una coparticipación ideal, y una recaudación ideal según las pautas exigidas por el DEM, se lograría en el año un producido del orden de los 3,2 millones de pesos, que serían destinados a solventar un monto por piso salarial, y dos incrementos escalonados del 5 por ciento para los municipales.

Aún así, el DEM debería afrontar un desfasaje de medio millón de pesos que, en este caso, podría resolverse por el proceso de reestructuración del Estado municipal, iniciado por el intendente Quiri.

Pero si el incremento solicitado se sitúa por debajo del piso mínimo del 40 por ciento, el desfasaje se haría tan alto que sería imposible, literalmente, asumir el aumento salarial.

Con un incremento global del 30 por ciento, por ejemplo, el producido rondaría los 2,7 millones y el desfasaje para el Estado municipal sobrepasaría el millón de pesos, y no sería ya posible absorberlo.

Ahora bien, el gobierno local necesita una definición en tal sentido, porque en rigor el aumento salarial para los municipales debía comenzar a implementarse a partir del 1ro. de enero, en el orden de un 5 por ciento, más una suma encuadrada como "garantía de piso salarial". Y para julio, se estaría hablando de otro incremento del orden del 5 por ciento.

Pero ya se sabe lo que ha sucedido: al estirarse la definición del ajuste, los municipales iniciaron un paro total de actividades.

Comentá la nota