Tasaron en $ 32,6 millones la ex Cerámica Zanon.

Es la cotización que hizo un organismo del gobierno neuquino. La provincia pagará a los acreedores 22 millones. Ahora comienza el tratamiento legislativo del proyecto de expropiación.
El Tribunal de Tasaciones de la provincia calculó en 32.626.000 pesos el valor de la ex Cerámica Zanon. A partir de la determinación de la suma, que no será la que el gobierno pagará para dejarla en manos de los obreros, se abre paso al tratamiento legislativo del proyecto de ley de expropiación con avenimiento.

Esta semana la propuesta sería enviada a la Legislatura. Y una vez que sea aprobada, Neuquén pagará lo que ya acordó con los principales acreedores: la Corporación Financiera Internacional (Banco Mundial) y SACMI (una empresa italiana de maquinarias para el rubro ceramista).

El ministro de Gobierno, Educación y Cultura, Jorge Tobares, confirmó el último fin de semana que ese pago no superará los 22 millones de pesos.

"Existe un preacuerdo firmado con los acreedores sujeto a la condición resolutoria, que es la aprobación de los diputados", especificó el ministro en diálogo con "Río Negro".

Una vez sancionada la ley, aceptarán el monto inferior al resultante de la tasación. Para la provincia supondría un ahorro cercano a los 10 millones de pesos.

Tobares señaló que ese acuerdo previo y la nueva norma impedirán que los acreedores reclamen la diferencia entre el monto calculado por el Tribunal y el que está dispuesto a pagar el gobierno.

"Esta semana estaríamos enviando el proyecto a la Legislatura", dijo Tobares.

Los ceramistas, que vienen administrando las instalaciones, tras sucesivos permisos judiciales, bajo la figura de la cooperativa Fasinpat (Fábrica Sin Patrones), evalúan que el sólo hecho de pagar una deuda que consideran ilegítima, es excesivo. Su proyecto de ley apunta a una expropiación sin pago de monto alguno.

La valuación de la fábrica incluye también el estudio realizado por docentes de la Universidad Nacional del Comahue.

Su trabajo fue adosado al voluminoso expediente de más de 150 carillas que finalmente expresa la opinión del Tribunal que funciona en la órbita del ministerio de Hacienda.

Según el texto, las máquinas costarían unos $ 7.157.112; las tierras ubicadas en el Parque Industrial, unos $ 900.000, y las construcciones de todo el predio unos $23.000.000.

Un capítulo no cerrado es cómo los obreros podrían devolver parte de esos fondos que transferirá el gobierno para hacer posible la expropiación.

Los ceramistas también le reclaman algún convenio que los convierta en proveedores de materiales del Estado.

Comentá la nota