La tasa de desempleo en EE.UU. llegó a 9,8% y es la más alta en 26 años

La tasa de desempleo en EE.UU. llegó a 9,8% y es la más alta en 26 años
Sólo en septiembre la economía perdió unos 263.000 puestos de trabajo.
La esperanza de que pronto llegará la tan ansiada recuperación económica en EE.UU. ayer recibió una trompada en la mandíbula. Fue al conocerse el índice de desempleo de septiembre que trepó al 9,8%, la cifra más alta en los últimos 26 años.

El Departamento de Trabajo fue el encargado de informar que la economía de EE.UU. perdió el mes pasado 263.000 puestos de trabajo, algo más de los 210.000 registrados en agosto, según la cifra revisada.

La mayoría de los analistas esperaba que el desempleo aumentara una décima hasta situarse en el 9,8%, como ha sucedido, pero con una pérdida de entre 135.000 y 235.000 puestos de trabajo.

La mayor pérdida de empleo en septiembre se produjo en la construcción, con 64.000 puestos de trabajo menos, un sector que desde que empezó la recesión ha perdido 1,5 millones de empleos.

El resto de sectores más afectados han sido la manufactura con 51.000 empleos menos; las ventas minoristas (39.000) y el sector público (53.000).

Desde que comenzó la recesión en diciembre de 2007, el número de desempleados ha aumentado en 7,6 millones, hasta los 15,1 millones de desocupados, y la tasa de desempleo se duplicó.

Si bien esta pérdida de puestos de trabajo está por debajo de los casi 700.000 destruidos en enero, las cifras de septiembre hacen pensar que pese a los indicios de mejora, todavía se siguen notando los efectos de la recesión más larga desde la década de 1930.

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Ben Bernanke, dijo el jueves que es "muy probable" que la recesión haya acabado ya en EE.UU., aunque alertó de que el repunte será lento y que el desempleo seguirá alto por cierto tiempo. En septiembre, la cifra de desocupados con largo tiempo sin trabajo -o sea aquellos que llevan 27 semanas desempleados o más-, subió en 450.000 y se situó en 5,4 millones.

La secretaria de Trabajo, Hilda Solís, indicó que el descenso en "caída libre" del empleo a principios de año fue una situación "sin precedentes" y que los planes de inversión y formación de puestos en marcha por el Gobierno lograrán la recuperación.

El Gobierno estadounidense aprobó un plan de 789.000 millones de dólares para impulsar la economía, de los que cerca 39.000 millones de dólares se destinarán a proyectos de energía y medio ambiente, donde se espera que se creen los nuevos empleos.

El presidente del sindicato AFL-CIO, Richard Trumka, consideró que la crisis económica es una crisis de empleo y "no puede haber una recuperación fuerte y sostenible hasta que el empleo comience a crecer", indicó. Según el sindicalista por cada empleo disponible hay seis personas que buscan trabajo.

Trumka, además, señaló que aunque las cifras han mejorado desde principios de año, sin más políticas de estímulo fiscal, "es bastante probable que sigan las grandes pérdidas de empleo durante meses y tomará tiempo alcanzar los niveles de empleo previos a la recesión".

Por su parte, los republicanos consideraron que la pérdida de empleos es una muestra de que el plan estímulo ha sido un gasto excesivo y que ha fallado. La tasa de desempleo en los hombres es del 10,3%, mientras que la de las mujeres es del 7,8%.

Comentá la nota