Los Tartaglia revocarán el poder a Funes

Desplazada: de esta manera la Secretaría de Derechos Humanos no podrá representar a la familia Tartaglia en ningún trámite ni juicio que involucre la búsqueda de Lucía. Un gesto fuerte contra un organismo algo deshilachado.
La familia Tartaglia decidió revocarle a la Secretaría de Derechos Humanos de La Pampa, a cargo de Rubén Funes, un poder para representarlos en los juicios por la desaparición de Lucía Tartaglia, una joven pampeana víctima de la dictadura en el año 1979. La redacción de la revocatoria, un golpe para el cuestionado organismo, fue realizada en las últimas horas.

El malestar de los Tartaglia viene desde el año 2008, cuando se enteraron por la presencia de integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense de que debían realizar una toma de muestras para profundizar la búsqueda de los restos de Lucía Tartaglia. La Secretaría de Derechos Humanos, a cargo de Rubén Funes, no les comunicó a los Tartaglia este procedimiento, sino que realizó un llamado genérico a través de comunicados y avisos en los diarios sobre la realización de ese análisis. La familia Tartaglia consideró que se trataba de un llamado para otras familias, que recién ahora habían decidido realizar las búsquedas.

En ese entonces María López (la madre de Lucía) expresó su malestar con Funes al gobernador Oscar Jorge. Incluso advirtieron señales de que las horas del funcionario al frente de ese organismo estaban contadas. Jorge, públicamente, dijo que "la decisión está tomada". Pero jamás se concretó el desplazamiento, en un extraño incidente que puso de relieve la curiosa forma de prolongar decisiones por parte del gobernador.

Luego de la muerte de María López, un emblema de las Madres de Plaza de Mayo en La Pampa, el reclamo de Lucía lo sostienen su hermana Graciela y su hermano Aldo, apodado "Lalo"; sus primos y sobrinos, entre otros familiares.

Postergado

El juicio oral por delitos de lesa humanidad contra los represores de los centros clandestinos de detención El Atlético, El Banco y El Olimpo, que iba a comenzar hoy, fue postergado. Entre unos 180 casos de secuestros, desapariciones, torturas y asesinatos, está el de la pampeana Lucía Tartaglia, quien permanece desaparecida. El debate oral se realizará en diciembre.

El juicio se iba a llevar a cabo en el Tribunal Oral Federal 2. Hay trece ex policías y ex agentes penitenciarios procesados por privación ilegal de la libertad y torturas.

En el debate iba a dar su testimonio María López (la madre de Lucía), quien falleció el 6 de enero de este año. El testimonio de la etapa de instrucción sería incorporado por el Tribunal.

También tres cartas que Lucía le envió desde su cautiverio a su madre antes de que fuera desaparecida a comienzos de 1979. Graciela y "Lalo" Tartaglia, hermanos de la víctima, y miembros de la Asamblea Pampeana por los DD.HH., participarán de algunas de las audiencias.

En este juicio oral por delitos de lesa humanidad está acusado Raúl Guglielminetti, alias "Guastavino", ex agente civil de inteligencia del Ejército, detenido el 11 de agosto de 2008 por orden del juez federal Daniel Rafecas. La causa es parte de la megainvestigación por violaciones a los derechos humanos cometidas en el Primer Cuerpo del Ejército. El represor está detenido con prisión preventiva confirmada por la Cámara Federal. El Atlético funcionó hasta diciembre de 1977 en la División Suministros de la Policía Federal, en Paseo Colón y Cochabamba.

Comentá la nota