Tartagal: ocho concejales votarían por la destitución del intendente

Los trascendidos indican que ocho de los 11 concejales tartagalenses votarían a favor de la destitución del intendente Sergio Leavy, como corolario del proceso de juicio político que se le sigue por presuntas irregularidades en la administración municipal.

La sentencia se dará a conocer hoy, en una sesión cuyo inicio está previsto para las 9.

El alegato del jefe comunal fue recibido anteanoche, en una sesión especial en la que se leyó el alegato presentado por la defensa de Leavy, a cargo del abogado Oscar Guillén. Una vez más, el intendente y su abogado objetaron las formas del proceso de juicio político, al que Guillén calificó de "rejunte de papeles", y pidió una nueva prórroga. Pero los ediles aprobaron una resolución por la que declararon el cierre del periodo de alegatos y confirmaron que la sentencia se conocerá hoy.

A pesar de que el intendente viene insistiendo, en declaraciones públicas, en que tiene a su favor la voluntad de al menos seis concejales, ediles consultados y observadores locales consultados por Nuevo Diario coincidieron en que las posiciones no han cambiado desde que el Concejo decidiera, en agosto pasado, declarar la necesidad de remoción del intendente.

Entonces ocho concejales inclinaron la balanza en contra de Leavy: Olga Ferrer (que ingresó con el FPV pero luego se separó), Miguel Parra y Esteban Andrew (ambos del PRS), Walter Salvatierra y Mario Sola (PJ ambos); Roberto Quiroz, Blanca Palomo y Luis Peredo (FPV). Los ediles justicialistas Raúl Camacho y Delmiro Hurtado fueron los únicos que respaldaron al intendente, dado que Armando Cazón (Urtubey Conducción) se abstuvo.

Los comentarios dicen que el Concejo aprobará la destitución pero el intendente apelará esta decisión, por lo que continuará en funciones hasta que el caso sea resuelto por la Corte de Justicia. Este trámite representa toda una cuestión, dado que la experiencia indica que el máximo tribunal provincial demora sus definiciones a tal punto que ha llegado a permitir que intendentes cuestionados, y destituidos por sus Concejos, lleguen a completar sus mandatos.

A Leavy se lo acusa haber violado la carta orgánica municipal y las leyes de contabilidad y de obras públicas; de abuso de autoridad; malversación de caudales públicos; de incumplimiento de ordenanzas; ocultamiento de documentación; pago por tesorería de facturas que no corresponden a las exigencias establecidas; de complicidad en evasión impositiva; de haber incurrido en "violación de la moral republicana por actos susceptibles de sanción penal".

Comentá la nota