Tartagal: Leavy recusó a tres concejales por prejuzgamiento

El intendente Sergio Leavy (FPV) pidió ayer que tres concejales sean apartados del tribunal que lleva adelante el juicio político en su contra. La recusación es contra los ediles José Luis Peredo, Roberto Quiroz y Blanca Palomo, a quienes acusó de haber incurrido en prejuzgamiento.
El jefe comunal reiteró también el planteo de nulidad contra todo el proceso de juicio político en su contra, y en subsidio, "para el improbable caso de que no se resolviera favorablemente dicha pretensión", recusó a los tres concejales.

Basó este planteo en declaraciones del abogado Sergio Heredia, asesor legal del Concejo Deliberante tartagalense, constituido en tribunal para jugar la conducta del intendente.

En una entrevista concedida a la periodista Mabel Carrizo, del canal de cable Video Tar, Heredia contó que había llegado a presentar su renuncia a la asesoría porque algunos concejales pretendían destituir a Leavy en la sesión especial de ese día, sin abrir un periodo de incorporación de prueba. Para sostener este planteo ofreció como prueba copias de la páginas digitales de Video Tar y de Nuevo Diario (que también dio cuenta de las diferencias entre el Concejo y el asesor) y el testimonio del propio Heredia y de la periodista del canal.

El intendente aseguró que esto "evidencia la intención" de removerlo de su cargo "sin atender motivos de ninguna naturaleza ni ponderar las pruebas que acreditarán" su "total irresponsabilidad en orden a las imputaciones efectuadas".

Añadió que es "público y notorio que estos concejales están enceguecidos en su propósito" de perjudicarlo y que consideran suficiente el proceso llevado a cabo hasta ahora, sin necesidad de incorporar la prueba solicitada. Este ánimo, sostuvo Leavy, "descalifica" a los tres concejales "para formar la sana e institucional voluntad del Concejo Deliberante".

Asimismo, el jefe comunal subrayó que fue el propio asesor legal del tribunal juzgador el que afirmó que existe una causal para recusar a estos ediles. Para enfatizar su posición, transcribió las declaraciones en las que Heredia, tras mencionar a Palomo, Quiroz y Peredo entre los ediles que pretendían destituir al intendente anteayer, siguió hablando de un "histerismo político" en el que "cada uno quiere llevar agua a su molino".

"¿Qué sentido tiene producir prueba si los nombrados ya han dado su veredicto condenatorio?", interrogó Leavy, que destacó que por estos dichos públicos de Heredia supo también que la decisión de no otorgarle la suspensión del plazo para el descargo fue tomada por el Concejo en contra de la opinión del asesor, con lo que se "decidió desnaturalizar el debido proceso legal y causar perjuicios y menoscabos" a sus "derechos más elementales en todo lo que de él dependiera".

Anoche los concejales analizaban esta presentación. Según explicaron, la recusación es un tema vidrioso, dado que por su identidad política se puede suponer la orientación del voto de algunos concejales, como, por caso, los considerados cercanos al intendente.

Comentá la nota